Centros de desintoxicacion

En nuestro país y también fuera del mismo, existen diferentes formas de entender la problemática de la adicción. Es por ello que existen clinicas y centros especializados que ofrecen diferentes sistemas de desintoxicacion, tratamiento y rehabilitacion para la adicción a la cocaina, la heroina, los benzodiacepinas y el alcoholismo.

Se realizan tratamientos con y sin ingreso. Con ingreso de varias semanas, de varios meses e incluso de más de un año. Los tratamientos con ingreso pueden incluir o no una terapia de apoyo posterior. Esta terapia posterior puede consistir en sesiones individuales, grupales o familiares de hasta una hora o de casi todo el día y a lo largo de varios meses.

En todo ello, un hecho cierto es que existe una fuerte tendencia en todos los centros y clínicas de desintoxicación, tratamiento y rehabilitacion tanto a nivel nacional como en el exterior de nuestro país, a reducir los tiempos asistenciales tanto durante el ingreso, si éste se produce, como en la asistencia ambulatoria.

Esta tendencia a tratamientos más cortos se produce a medida que se ha ido desarrollando y mejorando el tratamiento farmacológico. Es decir, cuando la farmacología no ofrecía buenos resultados y no controlaba la enfermedad, los terapeutas y la reclusión tenían que realizar esa función de control y por ello se ingresaba y se trataba durante períodos más largos. Los desarrollos en farmacología no sólo están permitiendo tratamientos más breves sino también mejores resultados a corto y largo plazo.

El objetivo de esa farmacología es el cerebro. Se persigue una recuperación del equilibrio de las funciones emocionales así como de las relacionadas con el pensamiento, de modo que el individuo no padezca los síntomas de la enfermedad, es decir, no padezca síndrome de abstinencia, no sienta ansia y se sienta bien.

Es en esta tendencia donde se sitúan los tratamientos de desintoxicacion y rehabilitacion de nuestro centro de desintoxicación. Estancias cortas, utilizando la farmacología más avanzada con excelentes hospitales y profesionales. Todo ello nos permite obtener los mejores resultados, al tiempo que evitamos el síndrome de abstinencia y potenciamos el bienestar. Luego, durante un año acompañamos al paciente con apoyo médico, psicológico y farmacológico.