Dejar cocaina

TVE1 ofrece en su informativo el testimonio de un ex paciente de Tavad

Dejar la cocaina sin sindrome de abstinencia

El metodo de desintoxicacion de cocaina de Tavad propone un ingreso hospitalario de dos días, tiempo durante el que se trata el síndrome de abstinencia y el ansia de consumo

Andrés, empresario, con 20 años de consumo, señala la dificultad que entraña dejar la cocaina. Ha recaído dos veces, y ésta es su última oportunidad.

TVE1 afirma que nuestro país está a la cabeza tanto en incautaciones de cocaina como en el consumo de esta droga. Alrededor del 3% de

la población española toma cocaina, la proporción más alta del mundo.

La cocaina es un potente estimulador cerebral y una de las drogas con mayor poder adictivo. El uso prolongado de cocaina, hace que el cerebro se adapte y se habitúe a esta sustancia, dificultando el hecho de dejar la cocaina puesto que cada vez se necesita aumentar su consumo para obtener los mismos efectos que en las primeras dosis.

El organismo se acostumbra a la presencia de la cocaina en el cerebro como estímulo para la activación de los circuitos de recompensa y placer, y su desaparición supone la desactivación de estos circuitos, teniendo como resultado el sindrome de abstinencia. Un malestar que se experimenta como lo más opuesto al placer, por los bajos niveles de dopamina: fatiga, depresión y alteraciones en el estado de ánimo. Este síndrome representa una de las principales dificultades para dejar la cocaina.

Las alteraciones en la forma de pensar y de sentir son reflejo de desórdenes neuronales, que tras el ingreso hospitalario y la desintoxicación de cocaína de Tavad se reestablecen, permitiendo así que el paciente pueda no sentir ansia de consumo y recupere el bienestar. Durante estas primeras 48 horas de ingreso, los pacientes experimentan una gran mejoría en síntomas como la depresión, la ansiedad, el sueño o el apetito.