QUE SON LAS SETAS ALUCINOGENAS

Definición de las setas alucinógenas

Las setas pertenecen a la familia de los hongos y se clasifican en infinidad de tipologías y variantes. Algunas de ellas son completamente inofensivas, pero no es así en el caso de otras muchas: aquellas que integran composiciones tóxicas capaces de incidir en falsas percepciones de vista, oído, gusto, olfato o tacto.

El conocimiento que el hombre tiene de las propiedades alucinógenas de estas setas se remonta a nuestros ancestros. En las regiones del Centro y Sur de América, los primeros guías espirituales de los pueblos aztecas ya usaban estos alucinógenos, lo que les permitía alterar su estado normal de conciencia y creer de este modo que estaban en comunicación con los dioses y los espíritus.

Efectos de las setas alucinógenas

El comportamiento

Los primeros síntomas aparecen tras un periodo de 30 a 90 minutos después de consumir la seta y se intensifican al cabo de dos o tres horas: sentimiento de euforia, alucinaciones, tirones musculares, somnolencia, sudoración, dilatación de las pupilas e incremento de la temperatura corporal. Algunos consumidores lo comparan a la borrachera.

Tipo 1: Setas con psilobicina/Psilocina

Las setas que contienen los alucinógenos psilobicina y/o psilocina se tipifican principalmente por los siguientes géneros: Psilocybe, Stropharia, Conocybe, y Panaeolus.

Este tipo de setas alucinógenas provoca somnolencia, problemas de concentración, cansancio, incremento del ritmo cardiaco y alucinaciones (sonoras y visuales). Estos síntomas se muestran con el transcurso de 30 a 60 minutos tras la ingestión de la seta y pueden durar hasta cuatro horas.

Tipo 2: Amanita Muscaria:

La Amanita muscaria no contiene psilobicina ni psilocina, los compuestos alucinógenos que lo componen son el muscimol y el ácido iboténico.

El cerebro

Tipo 1: Setas con psilobicina/Psilocina:

La estructura química de la psilocibina o la psilocina es similar a la del neurotransmisor cerebral correspondiente a la serotonina. Tanto es así que el primer efecto de las setas es sobre los receptores de serotonina. Del mismo modo se ha evidenciado la disminución en la recaptación de serotonina por las neuronas como una de las afecciones por ingestión de psilobicina, aumentando así la incidencia de este neurotransmisor en la sinapsis.

Tipo 2: Amanita Muscaria:

El muscimol y el ácido iboténico de la Amanita parecen actuar sobre el sistema GABA de neurotransmisión. Concretamente, el muscimol activa los receptores GABA de las neuronas y, por tanto, potencia así el mecanismo inhibitorio de la actividad neuronal.

Importante: Setas venenosas

Coger setas para luego comerlas puede ser una actividad ciertamente peligrosa: identificar las setas con efectos alucinógenos entre la gran variedad de géneros existente es muy complicado, sobre todo teniendo en cuenta su aparente similitud con otras setas venenosas que pueden ser mortales. De otra parte, las setas que venden los “camellos” pueden estar además adulteradas con otros añadidos químicos como el LSD o el PCP.

Por ilustrar con un ejemplo, en 1998, sólo en EE.UU., se informó de hasta 9.839 casos de envenenamiento con setas en centros de urgencias. Cerca de un 69% de estos casos correspondieron a niños menores de 6 años.