Tratamiento del alcoholismo

Investigadores españoles crean esta nueva terapia que se realiza en hospitales y evita el síndrome de abstinencia

Desintoxicacion alcoholica

Esta etapa del tratamiento del alcoholismo se realiza durante una muy breve estancia hospitalaria de 2 días y tiene un 100% de éxito.

Las alteraciones y daños cerebrales que produce el consumo crónico de alcohol impiden al individuo dependiente del alcohol tomar decisiones con libertad y de ahí la dificultad en abandonar el consumo a pesar de las pérdidas personales, familiares y sociales. Las modificaciones del tejido en el cortex órbito frontal, son responsables de alteraciones a la hora de tomar decisiones.

Algunas de estas decisiones son tan vitales que el individuo viendo que en ocasiones pierde el control de sí mismo en relación a otros, su familia incluida, pudiendo llegar a la agresividad, o viendo que tiene problemas de corazón, circulatorios o hepáticos, suficientemente serios, toma la decisión de seguir consumiendo, en este caso, el tóxico que está causando la gran mayoría de sus problemas.

Otras modificaciones a nivel del tejido cerebral tienen lugar en el sistema límbico sede de emociones y afectos hacia las personas o las cosas, en este caso, una de las cosas es el alcohol que se asocia a algo positivo y motivante, a pesar de estar dañando al propio organismo.

Los investigadores señalan que estas modificaciones del tejido cerebral producidas por el consumo crónico o abusivo de alcohol son responsables de la dependencia y que con dejar de beber no siempre basta ya que dichas alteraciones persisten durante meses, cuando no años llegando a ser algunas de ellas irreversibles. Es por ello que la recuperacion del tejido cerebral mediante una farmacología adecuada es un objetivo prioritario del tratamiento del alcoholismo.

Los reporteros de TVE visitan el centro de tratamiento del alcoholismo Tavad y se sumergen en este revolucionario tratamiento de desintoxicación de alcohol con el que, en sólo 2 días, los pacientes superan los síntomas del sindrome de abstinencia, no presentan ansia de consumo, se recupera tejido cerebral y las funciones que el mismo realiza. En las primeras 24 no solo se controla la sintomatología de abstinencia sino que se recupera el apetito, el sueño y mejora marcadamente el estado de ánimo.