Alcoholicos rehabilitados

Un ex paciente, consumidor de alcohol durante 40 años y minusválido visual, cuenta en Telemadrid los enormes beneficios de su rehabilitacion

Un caso asombroso de desintoxicacion de alcohol

Además de conseguir dejar de beber tras cuatro décadas consumiendo alcohol, este ex paciente recuperó la vista tras realizar el tratamiento de alcoholismo de Tavad

Entre los numerosos casos de alcoholicos rehabilitados con los que cuenta Tavad tras la realización de su tratamiento de desintoxicacion de alcoholismo, quizás uno de los más llamativos es el de Pedro.

Este hombre, alcoholico e invidente, bebía dos botellas de whisky al día. Su capacidad para valerse por sí mismo era nula, era su mujer la que se ocupaba de vestirle, afeitarle, lavarle y hasta darle de comer.

Todo cambió cuando Pedro inició el tratamiento de alcoholismo de Tavad. Durante las 48 horas de ingreso hospitalario, tiempo en el cual se realiza la desintoxicacion de alcohol, es fundamental evitar el dolor y el sufrimiento que convencionalmente ha supuesto combatir el sindrome de abstinencia del alcohol.

Con un tratamiento de desintoxicacion de alcohol adecuado, además de superar el sindrome de abstinencia del alcoholismo sin malestar, se procede a la neuroadaptacion, es decir, a la reparación de los daños cerebrales que el alcoholismo ha causado en el tejido cerebral del paciente. De esta forma, se consigue reactivar el funcionamiento de las neuronas que han sido dañadas y de los procesos de las que son responsables, tales como la toma de decisiones, la memoria, la atención, la conciencia, los valores morales, etc.

Después de tres años sin beber, Pedro pertenece al grupo de los alcohólicos rehabilitados.

«Antes no era yo. Era el licor el que hablaba. Lo primero que tomaba al despertarme era una copa de whisky, ni café ni desayuno. Ahora soy Pedro, antes no era yo», declara Pedro, ex paciente de Tavad.

Por su parte, el Dr. Juan José Legarda, director general de Tavad, asegura que «se produjo una mejoría no sólo en la visión física del paciente, si no también en la visión de la conciencia, de la realidad… Y todo ello fue por la recuperación de tejido cerebral».