Tratamiento para la cocaína. Europa Press entrevista a un cocainómano

Un paciente explica los beneficios del tratamiento para la cocaina de Tavad

Como conseguí dejar la adición a la cocaina

El tratamiento en el hospital de Tavad tiene un 100% de éxito en desintoxicacion

“Tengo 34 años. Durante más de 15 he estado consumiendo cocaina. He probado diferentes tratamientos de desintoxicacion con resultado fallido. Recientemente tuve conocimiento de Tavad. Llamé, me informaron y me sometí al tratamiento de desintoxicacion de cocaina. Me llevé una gran sorpresa: desde los primeros momentos adquirí una confianza en mí, o una fortaleza interior que me ha permitido cortar de una forma radical con la cocaina, proporcionándome mucha estabilidad en una fase breve de tiempo”.

La sorpresa que expresa este ex paciente de Tavad, al referirse a la confianza que adquirió en sí mismo, así como a la capacidad para cortar de forma radical con el consumo y no sentir el síndrome de abstinencia de cocaina, tiene una explicación científica. La neuroadaptacion es la clave.

El tratamiento de desintoxicacion de cocaina de Tavad propone un ingreso hospitalario de 48 horas, proceso en el cual se procede a la neuroadaptacion, mediante la farmacologia más avanzada. Durante esta fase hospitalaria, se reparan las neuronas dañadas por el consumo de cocaina, consiguiendo así reactivar la actividad de las mismas y el correcto funcionamiento de los procesos de las que son responsables tales como la toma de decisiones, la memoria, la atención, la conciencia, los valores morales, etc.

Asimismo, la neuroadaptacion favorece la desaparición del síndrome de abstinencia de cocaina, por lo que el paciente deja de sentir las ganas de consumir esta sustancia.

Así, desde que realizan el ingreso hasta el alta hospitalaria, nuestros pacientes no solo superan el síndrome de abstinencia de cocaina, sino que experimentan importantes cambios ya que síntomas como depresión, ansiedad, hostilidad, ideas paranoides, fobias y obsesiones mejoran marcadamente durante la estancia hospitalaria de dos días. De este modo, el paciente se estabiliza y consigue recuperar el bienestar.