Que son los barbituricos

Definicion de los barbitúricos

Los barbitúricos se han utilizado a lo largo del tiempo como sedantes. A partir de los años 60 y 70 del siglo XX comenzaron a recetarse para tratar dolencias relacionadas con el estrés. Hay muchos tipos de barbitúricos. Hoy en día, un nuevo grupo de hipnóticos llamado benzodiacepinas ha sustituido a muchos de los barbitúricos. Éstos se siguen utilizando hoy en día para tratar varios tipos de epilepsia.

Efectos de los barbitúricos

Dosis bajas

Reducen la ansiedad, la respiración, la presión sanguínea, la frecuencia cardiaca y el movimiento rápido de ojos (REM) característico del sueño.

Dosis altas

Lo cierto es que pueden actuar como estimulantes, deprimiendo o eliminando el comportamiento inhibitorio. La sobredosis de barbitúricos conduce a estados de sedación excesiva, que pueden desencadenar el coma o incluso la muerte.

El gran problema de los barbitúricos es que el organismo desarrolla una tolerancia a su uso, siendo necesarias dosis cada vez más altas para obtener el efecto deseado, llegándose finalmente a la dependencia. Una persona con síndrome de abstinencia a los barbitúricos experimenta estados de: ansiedad, insomnio, convulsiones, náuseas, alucinaciones.

El cerebro

Los barbitúricos se disuelven con facilidad en la grasa del organismo. Entonces están preparados para traspasar la barrera hemato-encefálica y alcanzar el cerebro.

Una vez en el cerebro, los barbitúricos actúan impidiendo el flujo de iones de sodio entre las neuronas, a la vez que favorecen el flujo de iones de cloruro. Ambas acciones concluyen en un obstáculo definitivo para los potenciales de acción.

Importante: “Cuando hace calor”

Los climas calurosos y las épocas de altas temperaturas son de especial riesgo para el consumo de barbitúricos, que pueden favorecer la pérdida de líquidos o producir una elevada toxicidad en pacientes deshidratados. En caso de estar tomando algún tipo de tranquilizante, conviene extremar las precauciones y consultar al especialista.