Testimonios del tratamiento de drogas

“He vuelto a tener otro nacimiento, he vuelto a nacer como digo yo… cuando salí del hospital fue mi segundo cumpleaños. Ha sido un cambio muy importante para mí y para los míos. En el trabajo, en la pareja, en los hijos, en la familia…vamos, en toda la familia…El ingreso creo que ha sido lo básico, sin el ingreso hospitalario yo no hubiera conseguido nada.”

R.R., 50 años

15 unidades de alcohol diarias desde los 44 años

“Bueno, he cambiado como de la noche al día. Además, no pienso en el alcohol y no me gusta que me hablen de ello. He cambiado en todos los aspectos, este tratamiento es lo mejor que he hecho últimamente… Incluso antes tenía artrosis y ahora camino estupendamente…”

S.G., 55 años

consumo de 5 unidades de alcohol desde hace 10 años

“He cambiado al 100% … lo he notado en todo en general, en lo laboral, en lo familiar, en lo personal, físicamente, en todo. La fuerza que he ganado…y lo bien que me encuentro no deja que los pensamientos de consumo vengan… …Me encuentro bien, la verdad, con fuerza, con habilidad para seguir las cosas para adelante, mi negocio va bien, mi matrimonio va muy bien también, tengo 3 hijos preciosos… Al no tener deseos ni nada… pues cambia mucho la vida, la forma de verla…”

F.J.P., 43 años

2 gr. de coca desde los 41 años y 13 unidades de alcohol diarias desde los 13 años

“El cambio lo he notado dentro de mí, lo primero. Un cambio total, en mi lección del día a día…en la vida, en el valor de las cosas… Ahora tengo más claridad para decidir, puedo decidir sin tener que pensar tanto…como siendo más yo misma…No tengo ningún pensamiento de consumir, al contrario, ese pensamiento no está en mi vida que era lo que quería, y ahora mismo no está…”

A.Q., 41 años

7,5 gr. de coca y 11 unidades de alcohol a la semana desde los 37 años

“He cambiado tanto a nivel afectivo como…no sé, en estabilidad, todo lo que me quitaba la dependencia en sí…la constancia, no sé, muchos valores. Es otra vida…imagínate. Ahora veo las cosas, que antes directamente ni las veía…”

I.I., 34 años

2 gr. de cocaína al día y 55 unidades de alcohol a la semana desde los 16 años

“¿Ganas de consumir? ni mucho menos. Es otro panorama por completo. He notado un cambio en todo, anímicamente, familiarmente, laboralmente…en todo, es que no sabría quedarme con una sola cosa. No me esperaba este cambio para nada, y mira como estoy, estoy estupendo.”

F.V., 45 años

4 gr. diarios desde los 35 años

“He notado un cambio sobre todo anímicamente, tengo más claridad mental… veo las cosas como más pausado, las pongo cada una en su sitio. Mi vida sigue siendo la misma, sigue igual, el que ha cambiado he sido yo, la forma en que veo las cosas… he visto que tienen solución. Pasado un tiempo sin consumir, me cambiaba el carácter, entonces eso es lo que más aprecio, el estar fuerte.”

M.J.G., 44 años

8 gr. de coca y 6 unidades de alcohol a la semana desde los 34 años

“Me encuentro mucho mejor. Mi actitud de antes con respecto a la de ahora… el cambio es notorio; con mi mujer estaba irascible cuando llegaba a casa. Eso es lo que ha cambiado. Si las cosas cambian, cambia todo, tanto la actitud de unos como la de otros. Si yo cambio en primer lugar, pues la mejora es de todos. Ahora pienso de otra manera; quizás antes, cosas que no pensaba, las pienso ahora.”

J.I.S., 43 años

15 unidades de alcohol diarias desde los 23 años.

“He cambiado muchísimo con este tratamiento. Ahora me encuentro bien, animado, vengo a trabajar y antes ni venía. No me acuerdo de la droga y ahora llevo una vida normal.”

A.C., 32 años

consumo de 3,5 gr. 3 veces en semana desde los 25 años

“Sobre todo, siento muchísima energía, hago las cosas que hacía antes, pero con más energía. Hay muchísima diferencia, antes colocaba la ropa o hacía la comida y me cansaba enseguida. Ahora no lo noto, ahora digo he hecho esto y esto y hasta me parece que no he hecho nada porque tengo todo el día por delante, tengo más tiempo. A veces, estoy viendo alcohol en algún restaurante mientras como y no me da ninguna envidia…nada de nada.”

L.G., 32 años

11 unidades de alcohol desde los 30 años.

“Después de la clínica había cambiado mucho…sí, sí, en todos los aspectos…los cambios me ayudaron con mi decisión y ver la vida de manera positiva… que era lo más importante… Voy cumpliendo todos mis objetivos, no estoy teniendo ninguna ansia, nada de nada. De hecho, una cosa que ha cambiado mucho en mí, es la razón de ver las cosas, de ver la droga en general. Yo hoy no entiendo cómo pude haber hecho eso, me parece una cosa tan estúpida y tan sin sentido…. Todavía queda mucho, pero hace dos meses podía ver alguna cosa buena en la cocaína, hoy no veo ninguna. Hoy me cuesta un poco más entender cómo pude estar tanto tiempo tomando “esta mierda”.”

J.S., 43 años

4 gr. de cocaína a la semana, alcohol y hachís a diario desde los 34 años.

“No pensé que el cambio iba a ser tan importante ni tan rápido. Hasta que punto ha sido, que me ha cambiado hasta la percepción. Cuando de repente, probé el fármaco, me eliminó la ansiedad. De 100 a 0. Lo de la medicación sí que te puedo decir que es cómo el antes y el después, eso te sigue haciendo efecto y es cuando notas mejoría. Llevo un mes y me parecen seis meses, o se me ha hecho largo, o es que “aquello” quedó allí. Estoy contentísimo.”

S.E., 35 años

1,5 gr. de cocaína diarios desde los 30 años.

“Después del tratamiento me controlo mucho más los impulsos. Antes, no me levantaba de la cama hasta mediodía, no podía, estaba hecha polvo, estaba triste…ahora me levanto y llevo a mi niña al colegio, que antes la llevaba mi marido…Hago la comida para todos, que antes la iba a comprar hecha, bajo a comprar que antes tampoco lo hacía, tenía que estar mi madre…Ahora no esta, estoy yo con mi marido y llevo mi casa. Bastante cambio sí he notado. Son cambios que son la “piedrecita primera” que hay que poner y que hace 7 años que no la ponía. Ahora, veo las cosas con más realismo, lo que está mal y lo que está bien.”

M.T., 30 años

3,5 gr. de cocaína al día desde los 23 años.

“El cambio es radical. La ansiedad y la necesidad de consumo han desaparecido totalmente. Al no tener dependencia del consumo, mis relaciones personales, sobre todo en el ámbito familiar, han mejorado sustancialmente. El estado depresivo en el que yo me encontraba ha desaparecido. La verdad que me ha sorprendido un cambio tan radical y en tan corto espacio de tiempo. Ni tan siquiera se me ha pasado por la cabeza el deseo de consumir. Ya le digo…como volver a nacer.”

J.R., 40 años

1,5 gr. de cocaína desde los 34 años.

“Vengo de 3 tratamientos en sitios que en esta rama son pioneros, pero que nunca habían conseguido esto. Con este tratamiento ha sido un cambio total. Nunca me he encontrado mejor que como estoy ahora. A partir del tercer día, yo ya noté un cambio en la autoestima, una fuerza interior que yo antes había perdido, tengo ganas de trabajar, veo un futuro positivo… Tengo más sentimientos y soy más sensible ahora. Había cosas que antes, cuando me decían que eran importantes, yo no les daba ninguna importancia. Y ahora por ejemplo, pues sí. He ganado hasta en eso. Soy más humano.”

J.L., 40 años

2 gr. de cocaína diarios desde los 30 años.

“He cambiado por completo. Por ejemplo lo he notado en la relación con la familia, en poder dormir por las noches…en poder mantener una conversación con una persona sin necesidad de lo “otro”. Yo me esperaba que iba a ser algo de más recorrido, no me lo creía. Estoy muy contento, gracias a vosotros porque me habéis arreglado la vida.”

A.B., 22 años

2 gr. de heroína inyectada al día y 1gr. de cocaína diaria desde los 20 años.