fbpx

Adicción y Abstinencia de Cocaína

Efectos de la Cocaína

adiccion abstinencia cocaina - Adicción y Abstinencia de Cocaína

El abuso y la dependencia de cocaína y otros psicoestimulantes como el crack y la metanfetamina, pueden producir alteraciones importantes tales como alucinaciones, en las que el consumidor puede estar convencido de que le siguen u oye voces que hablan de él/ella. También pueden ocasionar convulsiones, problemas cardiovasculares, alteraciones de las estructuras nasales, además de muchos otros síntomas como irascibilidad, agresividad, ansiedad, agitación e insomnio, sin olvidar los no menos fundamentales cambios en pensamientos y valores.

Recompensa

El efecto euforizante de la cocaína puede comenzar en escasos segundos o minutos y durar desde 10 minutos hasta 2 horas aproximadamente, todo ello dependiendo de la vía de administración. No obstante, los metabolitos en los que el organismo descompone la cocaína, siendo el principal la benzoilecgonina, pueden durar hasta una semana y ser detectados en orina.

Adicción

El poder reforzador de estas sustancias es muy importante y conlleva modificaciones significativas en los sistemas neuronales de reforzamiento del cerebro y en otras estructuras asociadas, de modo que consumir cocaína con una temporalidad determinada, se antepone a casi cualquier otra acción, incluso ante situaciones de riesgo significativo para la propia salud e integridad, como es el caso de los síntomas y alteraciones mencionadas anteriormente.

Síndrome de Abstinencia

Cuando se interrumpe el consumo habitual de cocaína se produce el síndrome de abstinencia, con síntomas tales como agotamiento, sueño excesivo, ansiedad y depresión, pero el más importante y duradero es el ansia por consumir cocaína que puede durar varias semanas e impedir los intentos de abandono del consumo.

Este síndrome tiene un inicio variable, dependiendo de la pauta de consumo habitual, y puede aparecer cuando el consumo se interrumpe durante un tiempo más prolongado del habitual.

Los síntomas más llamativos suelen desaparecer por lo general en escasos días.

No obstante, y en relación con la duración, intensidad y tipos de síntomas del síndrome de abstinencia que han de tratarse durante una desintoxicación, hay que tener en cuenta que la cocaína y otros psicoestimulantes suelen consumirse con otras sustancias adictivas como el alcohol, los tranquilizantes, el hachís, la heroína o la metadona para suavizar, cambiar o potenciar sus efectos.

Combinación de Sustancias

efecto de drogas en cerebro

También suelen consumirse junto con las medicaciones que se utilizan para tratar el propio abuso de la cocaína. Así se llega a consumir cocaína y psicoestimulantes con neurolépticos como la risperidona o la olanzapina, con antidepresivos como la fluoxetina o el escitalopram, o con antiepilépticos como la gabapentina y el topiramato, entre otras sustancias nootrópicas y por supuesto combinaciones de varias de ellas.

Ansia de Consumo

El síndrome de abstinencia de la cocaína, las anfetaminas y otros psicoestimulantes, sin otras sustancias asociadas, no representa en sí mismo un riesgo de vida, al contrario que la propia dependencia y el abuso, sin embargo el ansia de consumir es lo que hace que en la mayoría de los casos haya que realizar un ingreso hospitalario que desvincule temporalmente al consumidor de su entorno para proporcionarle un tratamiento farmacológico y psicológico que le permita continuar con el mismo una vez de regreso en su entorno habitual sin la necesidad de consumir.