Psicoterapia

Investigaciones científicas con técnicas de imagen cerebral han logrado mostrar que la psicoterapia induce cambios en estructuras y funciones cerebrales. Estos cambios son fundamentales para la recuperación de la adicción y se producen cuando el paciente aprende nuevos conceptos sobre sí mismo y sobre su problemática, además de estrategias para hacer frente a situaciones difíciles.

El enfoque psicoterapéutico de Tavad en el tratamiento de las adicciones al alcohol, la cocaína, la heroína, los tranquilizantes y otras sustancias adictivas es fundamentalmente el cognitivo conductual ya que cuenta con un sustancial apoyo científico y permite obtener muy buenos resultados.

Con la terapia cognitivo conductual se han conseguido cambios direccionales únicos desde la corteza prefrontal hasta el hipocampo en el interior del cerebro. Estos cambios tienen que ver con la regulación emocional que se consigue a través del análisis detallado del comportamiento y de las emociones en un contexto de seguridad y tranquilidad como es el que se genera en la sesión de psicoterapia.

El tratamiento cognitivo conductual para las adicciones tiene dos características definitorias básicas. Una, es el papel que juega el análisis funcional del consumo de las drogas, es decir, cuáles son los factores que anteceden y las consecuencias que siguen al consumo. La segunda es el peso que juega el entrenamiento de habilidades en el paciente.

El objetivo de nuestro tratamiento es múltiple, por un lado, motiva al paciente a realizar el tratamiento y también a querer mantenerse abstinente. Esta intervención motivacional es fundamental ya que muchos pacientes acuden presionados por familiares y amigos, pero no tienen un interés real en dejar de consumir. Esta ambivalencia se aborda antes y durante el ingreso hospitalario utilizando principios de psicología motivacional tal como la intervención motivacional, además, de una farmacología adecuada.

Otro de los objetivos del tratamiento es ayudar al paciente a reconocer situaciones de riesgo y desarrollar estrategias que le ayuden a realizar frente a las mismas sin necesidad de volver a consumir.

Así mismo, y ya que muchos pacientes dedican durante su época de consumo una gran cantidad de tiempo y pensamiento a obtener, usar y recuperarse del consumo, les ayudamos a desarrollar estrategias que permitan obtener gratificación de otras actividades entre las que se incluyan las de ocio, laborales y familiares.

Entre los objetivos de la psicoterapia también se encuentra el conseguir una toma adecuada de la medicación, así como mantener la motivación para la asistencia a las sesiones de psicoterapia.

Durante un año aproximadamente uno de nuestros psicoterapeutas, en coordinación con el resto de especialistas que intervienen en el tratamiento, trabaja con el paciente y su familia para mantener la abstinencia.