Tratamiento alcoholismo

Tratamiento alcoholismo: Casos de pacientes de Tavad

tratamiento alcoholismo
Videos que muestran los problemas que han padecido hombres, mujeres y familias a causa del alcoholismo y cómo han conseguido superar su adicción.

El consumo de alcohol daña conexiones y funciones de las células del cerebro, tal y como coinciden científicos, especialistas e instituciones de todo el mundo. Estas alteraciones, que pueden conducir a la encefalopatía de Wernicke, dificultan que el consumidor pueda tomar decisiones adecuadas y con entera libertad. Por ello continúa consumiendo alcohol a pesar de la magnitud de las pérdidas personales, familiares, laborales y sociales que este acto le supone.

El tratamiento del alcoholismo de Tavad potencia la recuperación de dichas alteraciones en el hospital, con la aplicación de la farmacología más avanzada y las más modernas técnicas de psicoterapia, capaces de determinar y neutralizar aquellos factores que pudieran conducir a una nueva lesión.

Durante todo el proceso del tratamiento del alcoholismo, que dura un año, acompañamos al paciente y a su familia. La fase hospitalaria comienza con la llegada del paciente al hospital, a las diez de la mañana. Tras la recogida de muestras de sangre y orina se realizarán los trámites administrativos oportunos y se le acompañará a su habitación. Allí permanecerá los dos primeros días bajo la atención de un médico y un psicólogo, encargados de estudiar y evaluar sus funciones, desde la bioquímica a la conciencia.

La evolución que se produce en estos dos días de ingreso hospitalario es muy significativa y, en un elevado porcentaje de pacientes, el cambio es drástico. Durante las 48 horas de la fase hospitalaria del tratamiento del alcoholismo de Tavad, numerosos indicadores de la enfermedad se normalizan, entre ellos los que se refieren a la abstinencia, la depresión, la ansiedad, el sueño o el apetito. Con ello, el paciente experimenta una mejora del estado de ánimo y una importante recuperación de sus funciones intelectuales.

Al alta, el paciente recibe un informe explicativo del tratamiento de desintoxicación de alcohol realizado y regresa a su entorno, donde contará con el apoyo de nuestros profesionales, médico y psicólogo, durante un año. Las sesiones de psicoterapia, de orientación cognitivo-conductual, se llevan a cabo a nivel individual y familiar si es necesario. Se realizará una sesión semanal durante los tres primeros meses, quincenal los siguientes seis meses, y mensual los tres últimos.

Esta última fase no hospitalaria del tratamiento del alcoholismo se puede llevar a cabo en numerosas ciudades de España, entre ellas Madrid, Barcelona, Sevilla, Murcia, Logroño, Salamanca y Castellón.