como dejar los tranquilizantes

Como dejar los tranquilizantes. Superar la peor adicción

“Durante los 5 días de ingreso hospitalario sentí paz. Hoy me siento liberada”

El consumo de tranquilizantes se ha disparado en España un 57% en 12 años y continúa creciendo sin freno. En nuestro país, se ha convertido en la medicación preferida para la mayoría de trastornos relacionados con la ansiedad o con enfermedades como la depresión, siendo las mujeres las que doblan en consumo al de los hombres. Se calcula que más de medio millón de mujeres los consumen diariamente y pueden ser dependientes.

Un ejemplo de como dejar los tranquilizantes es Josefina, de 65 años de edad y que ha estado consumiendo benzodiacepinas durante más de 40 años. Hasta que llegó a TAVAD. Ella es la viva imagen de que se puede salir adelante y recuperar ese bienestar perdido. Compartimos su testimonio contando en primera persona y que recientemente ha sido publicado el diario La Vanguardia:

“Después de casarme con 21 años, ya tomaba pastillas y aunque he ido cambiando de medicación siempre ha sido para lo mismo: depresión, angustia y ansiedad”.

Hace 4 años un intento de suicidio le llevó directa a la consulta del psiquiatra: “Lo primero que hicieron fue mandarme antidepresivos y pastillas para dormir. La realidad es que hasta que no he venido a TAVAD nadie ha intentado tratar mi estado de ánimo o buscar el origen de malestar para intentar solucionarlo. Y yo sola no sabía como dejar los tranquilizantes que tomaba”

Siempre he pensado que las pastillas eran la mejor solución pero estaba equivocada. Clic para tuitear

“Los problemas y las cargas eran para mí, todo recaía sobre mi espalda, no era feliz. En el trabajo tenía media hora para comer todos los días. Llega a casa, atiende a tu hija, vete a la compra, atiende la casa… Y sufre a un marido que te echa la culpa de todo y te dice que no vales para nada. He tenido mi autoestima por los suelos durante muchos años a pesar de que era yo quien tiraba de todo.  Me casé joven, sin experiencia. Terminé separándome aunque ya era tarde para mí. Hasta que tomé esa decisión mi hija sufrió muchísimo, te educan para creer que puedes con todo y que tu vida tiene que ser así”.

Por aquel entonces, Josefina ya había empezado a tomar Valium y Trankimazin, fármacos eficaces a corto plazo pero que al mismo tiempo tienen un importante potencial para crear dependencia: “Ahora veo que ese tipo de medicación no era lo que yo necesitaba. El tratamiento de TAVAD es el que te ayuda de verdad, las pastillas no te quitan el problema, sólo de manera momentánea. La realidad es que a la larga, lo empeoran. Llegó un momento que estaba todo el día pensando: “me voy a poner nerviosa si no tengo las pastillas a mano o se me acaban”. Hoy ya no vivo con esa sensación.

Josefina también bebía alcohol, una combinación explosiva: “Me estaba destruyendo a mí misma. Mezclaba alcohol con los tranquilizantes y no me sentaba bien. Yo sólo quería acostarme, dormir y no pensar en nada más. Por culpa de todo esto también perdí a la que era mi pareja desde hacía 6 años. Cuando mi hija también me dejó porque no aguantaba más fue cuando me di cuenta que había perdido el control, tenía que hacer algo. Todas las personas que me importaban las estaba apartando de mi lado. Y encontré a TAVAD.

Pensaba que mi principal problema era el consumo de alcohol porque la medicación me la recetaba un médico. Al final creo que todo está relacionado, la vitalidad con la que estoy ahora desde que me he tratado me ha devuelto la vida. El centro, los médicos, la psicóloga… todos me han dado fuerza para seguir adelante. Gracias a la terapia estoy aprendiendo a quererme, a cuidarme. He vivido para los demás y no para mí, veía que era mi obligación y hoy me doy cuenta que yo también tengo que vivir”.

Durante los 5 días de ingreso hospitalario sentí paz. Hoy me siento liberada. Clic para tuitear

Los 5 días de ingreso de hospitalario en el que realizó un tratamiento farmacológico y psicoterapéutico intensivo, fueron claves para su recuperación: “El día que ingresé lo único que pensé fue que de allí tenía que salir sana y llevar una vida mejor. Tenía claro que quería salir de ese agujero. Durante esos 5 días sentí paz, una tranquilidad que hacía años no sentía. Hoy me siento liberada. El paso por el hospital ha sido fundamental, me han devuelto la energía, las ganas e incluso la memoria. Ingresé muy mentalizada pero no me esperaba un cambio tan drástico en la manera de sentirme, me he quitado 20 años de encima aunque sigo trabajando en mi recuperación y tengo que seguir fortaleciéndome”. El tratamiento dura un año y cuenta con todo tipo de apoyos: médico, psicoterapéutico, nutricional, de entrenamiento personal y mindfulness.

Para Josefina, todo ha cambiado.

“He tenido estreñimiento crónico durante muchísimos años, podía estar hasta 10 días sin ir al baño y desde que sigo el tratamiento nutricional de la clínica he mejorado, es maravilloso.

Hoy veo que esas pastillas no las necesito para nada. Y creo que es porque estoy más tranquila, más relajada, el tratamiento ha hecho que me sienta así y ahora me tomo las cosas de otra manera. He vuelto con mi pareja y mi hija aún sigue muy dolida pero estamos trabajando en ello. Gracias a la madrina de mi hija y a su familia estoy aquí. Echo la vista atrás y no sé cómo he podido aguantarlo. Entre la bebida y las pastillas esa persona no era yo. Ni vivía yo ni dejaba vivir a los demás.

Hoy me levanto feliz, tranquila y en paz. Voy al gimnasio, llego a casa, hago la comida… Por las tardes salgo a pasear con mi pareja. No hago nada excepcional pero ahora veo lo que es la vida y no hay nada como disfrutar de ella, sin exageraciones, sin angustias, sin ansiedad. Mi vida ha cambiado totalmente, mi espíritu ha vuelto a ser joven. Es como si desde que salí del hospital me hubieran cambiado el espejo con el que miro al mundo y con el que me miro a mí”.

*¿Quieres conocer con más detalle como dejar los tranquilizantes o alguno de nuestros tratamientos avanzados de la adicción?

Consúltanos AHORA o bien, puedes escribirnos a intermedia@tavad.com, te atenderemos de forma confidencial y personalizada.

 

 

 

CompárteloEmail this to someoneShare on Facebook107Tweet about this on TwitterShare on Google+1Share on LinkedIn7
4 comentarios
  1. Laura Dice:

    Eres un ejemplo de fuerza y de superación!
    Gracias a tu decisión y al tratamiento tan completo que te aporta TAVAD, hoy puedes rehacer tu vida y disfrutar incluso de detalles del dia a dia, ya verás como a partir de ahora todo irá a mejor!
    Enhorabuena y mucho ánimo para seguir igual de bien!

  2. maria Dice:

    luchadora y valiente como tu sola, es genial verte ahora, llena de vida. Todo ha vuelto a su sitio! Espero que con tu hija cada día mejor, un aberazo

  3. TAVAD Dice:

    Hola Silvia,

    Actualmente nuestra sede reside en España pero tratamos a personas procedentes de todas las partes del mundo, ofreciendo facilidades en la medida de lo posible, para venir a España a realizar el tratamiento.

    La primera fase del tratamiento tendría que realizarse en nuestra unidad hospitalaria especializada que se encuentra en Madrid pero la segunda fase podría realizarse de forma ambulatoria desde el país de origen del paciente, en su caso desde México.

    Si quisiera recibir información de forma más personalizada o tuviera cualquier duda acerca del tratamiento puede contactarnos en el email intermedia@tavad.com o llamando al +34 911 98 30 70. Sería atendida por una de nuestras asesoras-psicólogas para que resolviera todas sus dudas.

    Cualquier cosa coméntenos Silvia, un afectuoso saludo desde España

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *