desintoxicación de metadona

Mi desintoxicación de metadona

“Pensaba que la desintoxicación de metadona no era posible para mí, creía que iba a estar tomándola toda la vida”

7 años consumiendo heroína fumada y otros 20 de metadona, muchas veces inyectada, auguraban un destino inevitable para Adán. A lo largo de sus 40 años de vida, ha pasado por un centro de menores, 2 cárceles, alguna que otra sobredosis, varios disparos, anticuerpos de hepatitis y la mayoría de amigos de la infancia bajo tierra.

“He sobrevivido a los 80 y eso no es moco de pavo para alguien de mi edad que empezó tan pronto y tan fuerte”, apunta orgulloso.

No han pasado ni 24 horas desde que entrara en la UCI para realizar el tratamiento avanzado de desintoxicación de metadona y ya se siente diferente:

“Me he despertado, he desayunado y he bajado al jardín del hospital a dar un paseo y fumar un cigarrillo, aún no me creo que ayer seguía con la metadona y hoy nada, desayunando mi zumito tan tranquilo”.

Le acompaña su madre, Ángeles: “No esperaba verle tan bien, ni de lejos. Llevo tantos años sufriendo por él que aún estoy asimilando verle así, tan sereno, tranquilo y sin síntomas de abstinencia.  Es como si me hubieran devuelto al Adán de sus mejores tiempos. Tengo mucha esperanza en este tratamiento pero aún es pronto”, dice temerosa.

“Es bárbaro lo que me estáis cuidando aquí, desde que he puesto el primer pie en el hospital de TAVAD no he parado de ver a gente del equipo entrando a verme preocupándose por todo. Es la primera vez que me siento tan arropado en mucho tiempo… Hoy sólo espero que sea el primer día de mi segunda vida, la que la heroína no me dejó vivir”.

La historia de vida de Adán suena a película de la generación de la Movida de los 80’:

“A los 13 años empecé a consumir heroína fumada, me movía con gente más mayor que yo, no eran buenas influencias pero yo me sentía el rey, era muy extrovertido y me conocía todo el mundo. Siempre me llamó la atención experimentar con las drogas, probar nuevas sensaciones”.

Con 15 años ingresó 6 meses en un centro de menores: “Ahí ya me cogieron la matrícula. Yo ya trapicheaba con heroína y terminé convirtiéndome en lo que viene siendo un delincuente juvenil. Al final todo lo hacía para consumir, no me justifico pero delinquía por eso, no me quedaba otra. He cumplido condena por robar con pistola en una casa habitada en la que conocía a los que allí vivían, con eso te lo digo todo”.

Consumía más metadona de lo que debía y para que me hiciera más efecto me la inyectaba Clic para tuitear

¿Cuándo y por qué decidiste empezar a tomar metadona?

“No te imaginas lo que me arrepiento de haber dado ese paso, de no hacer caso a mi médico de toda la vida que me decía que no se me ocurriera empezar con metadona. Pero no veía otra salida” – “No sabíamos qué hacer con él” – Interviene su madre – “Años de disgustos, estábamos superados. Había gente que nos animaba, nos decía qué el cambiaría, que al dejar lo otro podría llevar una vida normal. Como madre no sabes lo duro que es ver cómo tu hijo tira su vida por la borda, da igual las oportunidades que le des… La droga siempre era más fuerte que él. Sufres tanto… Sólo una madre sabe lo que puedes llegar a hacer; verle suplicar y yo terminar llevándole en coche a donde él me decía… Era eso o la cárcel, sabía que si yo no le llevaba robaría a alguien o algo mucho peor. Te sientes impotente, es muy duro”, se lamenta con lágrimas en los ojos.

“Así que empecé con mis dosis diarias de metadona. Estuve bien un tiempo pero se me empezó a ir de las manos… Te dicen que cada vez irás reduciendo la dosis y eso no es verdad, ¡yo necesitaba más! El mono de la metadona es la peor sensación que puedes tener en tu vida, te duele todo, te vuelves loco”, recuerda Adán.

“Tuvimos que quitársela y empezar a administrársela nosotros porque era capaz de tomarse en un día la dosis de toda la semana. Pero daba igual… El primer sueldo que ganó cuando estaba en tratamiento, se lo gastó en un día” – recuerda Ángeles desconsolada. – “El segundo sueldo, tres días le duró. Se nos hacía imposible, era mejor que no trabajara. Un infierno, ha sido un infierno, le estaba destrozando a él y a nosotros, este último año ha sido horrible, estaba descontrolado”.

“Consumía más de lo que debía y para que me hiciera más efecto me la inyectaba. También mezclaba con cocaína. Se me iba la cabeza, no sabía lo que hacía ni a quién. Hace tiempo que me di cuenta que la metadona había sido el peor remedio para terminar con la heroína, pero también pensaba que ya era demasiado tarde para mí”.

“Y mi hija os encontró – suelta Ángeles en un suspiro de esperanza – Al principio yo no me creía nada, pensando que iba a ser más de lo mismo pero ella ya había llamado y había hablado varias veces con una de las psicólogas. También estuvo leyendo los comentarios de internet y visto varios vídeos de pacientes contando cómo era todo. Al verlo con mis ojos pensé que podría ser su última oportunidad. Había que convencer a Adán para que aceptara hacer el tratamiento de desintoxicación de metadona, ya había estado antes en otros sitios que le habían dejado peor de lo que entraba…”

“Me costó entrar en razón” – interrumpe Adán – he hecho varios tratamientos y todos eran con pastillas. Me dejaban tonto perdido, no sabía ni quién era. Pero cuando hablé con la psicóloga, y fueron varias veces, me convenció. Vi que por culpa de la metadona se me estaban cerrando todas las puertas, pensaba que iba a estar tomándola toda la vida, era imposible librarme de ella. Y este tratamiento de desintoxicación de metadona parecía diferente. Me lo tomé como mi último cartucho, la última oportunidad”.

Si quieres conocer con más detalle cómo es el tratamiento de desintoxicación de metadona,

consúltanos AHORA o bien, puedes escribirnos a intermedia@tavad.com, te atenderemos de forma confidencial y personalizada.

CompárteloEmail this to someoneShare on Facebook340Tweet about this on TwitterShare on Google+3Share on LinkedIn1
13 comentarios
  1. Su Dice:

    Hola Adan. Estoy en el mismo caso.
    Llevo 12 años a metadona y nunca la subi.
    Llevo a 60 los 12 años(no quiero) pero llevo unos años con unos dolores que no es vida. Me han diagnosticado fibromialgia y ahora artritis reumatoide pero a mi me da vueltas en la cabeza que seguramente muchos de los dolores seam por la meta.
    Porfa dime como te va. Si no he hecho la desintosicacion es porque tengo mucho miedo a recaer. Soy fija en mi trabajo y ahora drspues de tantos años tengo miedoa recaer. Depende de mi una familia de 4 con un anciano y no puedo hacer tonterias pero es una adiccion.
    Dime si eres capaz de estar sin opiaceos.
    Son tantos años que me fa miedo el cerebro y no segrege lo necesario.
    Suerte y fuerza. Por sobrevivir a los 80 esto no nos va a matar

  2. Eduardo Dice:

    Estás en el buen camino de nuevo Adán. Sin duda, has tomado la decisión correcta. Con tu alegría y tu disposición todo será más fácil. Sigamos trabajando para conseguir el objetivo.

    Un abrazo.

  3. jacqueline Ruiz Dice:

    Qué alegría por ti. No te imaginas ni por un momento el sufrimiento de tu madre y de tu familia. Adelante y bienvenido a la vida

  4. ernesto Dice:

    Adán, tu testimonio me ha hecho estremecer. La prueba viva de que una adicción se puede superar con esfuerzo y buenos profesionales.
    Que tú y todos los que te rodean y han creído y luchado por tí disfrutéis de tu segunda vida.

  5. Mayte Dice:

    Adán, la verdad es que no ha tenido que ser fácil tomar la decisión de hacer un nuevo tratamiento, me alegra mucho que TAVAD esté ayudándote en este camino de poder ir construyendo nuevamente tu vida. Mucho ánimo, seguro que con la ayuda de los profesionales y de tu familia consigues tu objetivo.

  6. Mikel Dice:

    Me alegra mucho saber que te has recuperado con tu fuerza de voluntad y con la ayuda de tu madre; menudos resultados consigue tavad. Las cosas que de verdad importan y que uno quiere sólo se consiguen luchando día a día.

  7. Saray Dice:

    Adán! mucho ánimo! Este es el principio de tu nueva vida, y gracias a tu decisión y el apoyo de tu familia, no habrá nada que no puedas conseguir. Sigue adelante con tu tratamiento en TAVAD, pasito a paso, con confianza en su equipo, y con esa fuerza que desprendes! Eres todo un ejemplo….

  8. Mercedes Dice:

    Es impresionante tu historia Adán. Me alegro mucho de que puedas tener otra oportunidad para vivir tu vida. Espero que puedas disfrutarla y recuperar al menos parte de lo que habías perdido tanto tu como tu madre.
    Tu historia valdrá para que otros también puedan mejorar su vida.

    Gracias por compartirla Adán.

  9. Musa Dice:

    Me alegra mucho leer tus palabras Adán, espero que sigas avanzando en tu proceso y que seas muy feliz, mucho ánimo!

  10. Beatriz Dice:

    Qué bien que puedas hablar así de tu pasado. Has hecho un gran trabajo. Mucho ánimo.

  11. Laura Dice:

    Qué bien hiciste en no tirar la toalla y dejarte aconsejar por tu familia y los profesionales del Hospital! Y menuda suerte encontrar TAVAD para que te dieran el tratamiento más adecuado para ti! Enhorabuena y a seguir asi de bien!

  12. Pablo Dice:

    Me alegro mucho de tu decisión Adán! Suerte con todos tus proyectos de futuro!

  13. maria Dice:

    Mucho ánimo para seguir haciéndote cada día más fuerte adan!! has dado un gran paso, seguramente el mas dificil.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *