Testimonios de pacientes que han realizado un tratamiento para las adicciones en nuestro centro de desintoxicación. Los pacientes cuentan su experiencia personal con TAVAD, a través de un testimonio directo. También te informamos de todas las novedades relacionadas con nuestro avanzado tratamiento para las adicciones.

Nuestros tratamientos avanzados de la adicción no hacen sufrir al paciente y éste no padece el temido síndrome de abstinencia. Abordamos la adicción como una enfermedad que se encuentra en el cerebro, y es por eso que nuestro tratamiento actúa directamente en las zonas que han sido dañadas por el consumo, tratando de recuperarlas para que vuelvan a su estado natural, y el paciente vuelva a sentirse libre, alejado del consumo de drogas.

Organismos oficiales destacan estos resultados y avalan la eficacia de nuestro centro de desintoxicación. Somos el centro que ofrece la más alta probabilidad de éxito contrastada, no sólo en la desintoxicación, que es el 100%, sino también un año después del alta hospitalaria, ya que más de un 85% de nuestros pacientes finaliza el tratamiento con una evolución positiva.

Entradas

sin adicciones

De la calle al paraíso, sin adicciones

«A mí eso no me vale, nadie hace lo que hacéis vosotros – neuroregulación avanzada –. TAVAD es otro mundo, estáis a años luz de cualquier clínica que conozco».

Con sufrimiento, lucha y resignación. Así es como Inmaculada ha convivido estos últimos 18 años desde que su hija empezó a consumir todo tipo de drogas (cocaína, heroína fumada, pastillas opiáceas, benzodiacepinas, cannabis, crack…). Mientras nos relata su historia de madre coraje, Inmaculada deja más de una frase en el aire. Como quien recuerda sin querer hacerlo.

“Casi 20 años dan para mucho… Habíamos intentado de todo. Ya no sé la de tratamientos que ha llegado a hacer, pero siempre era más de lo mismo: da igual el tiempo que estuviera ingresada, en cuanto estaba en la calle se iba directa a consumir. En la mayoría de centros pasaba unos 8-10 días en proceso de desintoxicación y luego iba a un centro de día. Están limpios pero tienen ansiedad. Yo sé que mi hija lo intentaba pero el ansia de consumo con el que salía de los centros podía con ella. Era lo que le hacía recaer, una y otra vez.  Leer más