sin adicciones

De la calle al paraíso, sin adicciones

“A mí eso no me vale, nadie hace lo que hacéis vosotros – neuroregulación avanzada –. TAVAD es otro mundo, estáis a años luz de cualquier clínica que conozco”.

Con sufrimiento, lucha y resignación. Así es como Inmaculada ha convivido estos últimos 18 años desde que su hija empezó a consumir todo tipo de drogas (cocaína, heroína fumada, pastillas opiáceas, benzodiacepinas, cannabis, crack…). Mientras nos relata su historia de madre coraje, Inmaculada deja más de una frase en el aire. Como quien recuerda sin querer hacerlo.

“Casi 20 años dan para mucho… Habíamos intentado de todo. Ya no sé la de tratamientos que ha llegado a hacer, pero siempre era más de lo mismo: da igual el tiempo que estuviera ingresada, en cuanto estaba en la calle se iba directa a consumir. En la mayoría de centros pasaba unos 8-10 días en proceso de desintoxicación y luego iba a un centro de día. Están limpios pero tienen ansiedad. Yo sé que mi hija lo intentaba pero el ansia de consumo con el que salía de los centros podía con ella. Era lo que le hacía recaer, una y otra vez. 

sin adicciones TAVAD

Mª Inmaculada, madre coraje

Y vosotros… Sois el sueño más real que jamás podríamos imaginar. No sólo le habéis limpiado el cuerpo, vais mucho más allá. El cambio que ha tenido en Tavad ha sido brutal, la gente de su entorno, los que nos conocen bien y no están metidos en esto de la droga, están a-lu-ci-na-dos de cómo ella está ahora. Todo el cambio que veo en ella es espectacular, nuestros amigos, familiares, hasta los taxistas del barrio que nos conocen bien, cada vez que nos ven paseando nos abrazan y la jalean cariñosamente, –Pero niñaaa cómo has cambiado –. Es una pasada.

La última vez que ingresó en una clínica de adicciones en Tenerife fue ella la que dijo ‘basta’: – Yo no puedo más mamá, no puedo estar así toda la vida… –. Yo tampoco podía seguir así, estaba acabando conmigo.

TAVAD es la ilusión de mi vida. Os conozco desde hace varios años pero para nosotros siempre era más cómodo y económico probar aquí en Canarias. Yo veía vuestros videos, vuestras entrevistas y no tenía duda que sólo con vosotros mi hija se podría recuperar y volver a vivir sin adicciones.

Fueron 5 días de ingreso y desde el primer día el cambio fue increíble: estaba relajada, tranquila… Ella ya no tenía ansia de consumir, ella lo que tenía era ansia de vivir. Clic para tuitear

El día que ella me pidió ayuda desesperada fui yo quien le dije, – Podemos probar algo diferente pero es un centro privado y es en la península, si no quieres curarte no me hagas perder el dinero–.  Mis posibilidades económicas son limitadas, cuido de mis padres y tuve que cerrar mi negocio hace tiempo para poder atenderles y sobre todo dedicarme a ella… La situación con mi hija estaba sobrepasando todos los límites. No paraba en casa, siempre de mal humor, sin asear, agresiva y muy inestable… Yo sólo me decía: – Que Dios me ayude, voy a ir a por todas –.

Para mí TAVAD era un sueño donde yo quería estar con mi hija. La desintoxicación que hacéis no tiene nada que ver con lo que hacen aquí. En Canarias hay unos 33 centros de desintoxicación y el protocolo es siempre el mismo. Es como un bucle. A mí eso no me vale, nadie hace lo que hacéis vosotros – neuroregulación avanzada –. TAVAD es otro mundo, estáis a años luz de cualquier clínica que conozco.

Desde que salimos del hospital vivimos cada día emocionados, ella se siente mujer, sale con sus amigas y me cuentan sorprendidas que ni siquiera tiene ganas de beber, antes no podía estar ni un solo día sin consumir… Es increíble lo que habéis hecho, mi hija llevaba años con una medicación brutal de benzodiacepinas y tranquilizantes y hasta le habéis desintoxicado de eso, parece magia pero es vuestro tratamiento, el avance que hay en vuestro centro.

Lo que decían los vídeos, los testimonios que leía en internet… Lo vi en el hospital con mis propios ojos. Por eso quiero que la gente lo sepa y pongo mi cara en esta entrevista.

¿Cómo viviste esos primeros días en el hospital?

Los viví con mucha paz. No sólo le limpiasteis el cuerpo, le quitasteis cualquier rastro de ansiedad, es como si hubierais borrado todo lo malo no solo de su cuerpo, también de su cabeza. Hoy sabemos lo que es vivir sin adicciones.

Hablábamos las dos en el hospital y nos reíamos: – Pero mamá, yo es que me encuentro bien, ¿esto qué es? No entiendo qué está pasando, pero me encuentro muy bien –.

Incluso cuando salíamos a pasear por el hospital, mi hija no paraba de decirme: -Qué ganas tengo de vivir, mamá –. Escuchar eso de tu hija después de casi 20 años luchando para que salga de la droga no te puedes imaginar el sentimiento de emoción que produce…

Y nosotras estamos volviendo a conectar. Dicen que nunca se recupera el tiempo perdido pero yo siento que la estoy recuperando. Me moría por estar con ella, por disfrutar de cualquier momento cotidiano a su lado, vives intensamente cada día con ella. Nuestra relación estaba muy deteriorada y ahora cada día que pasa es una bocanada de aire fresco para nosotras.

Hoy le apetece vestirse como una mujer, es ordenada, colabora, se ducha todos los días… antes no era persona, era un zombie. Hoy sale de ella un  –  mamá vamos a pasear, o vete tranquila a La Laguna que cuido de los abuelos –. Lleva el desayuno a su abuela para que yo descanse… es alucinante. Yo lo que veo es a una mujer sana, sin adicciones.

Ahora ya puedes vivir, y hacerlo tranquila.

Mi lucha no termina aquí, no descanso en paz. Ustedes deberían estar aquí en Tenerife, este tratamiento es tan brutal, tan avanzado, que debería poder acceder a él cualquier persona. Hice un escrito al Gobierno de Canarias explicando y contando nuestra historia, hablando de ustedes. Y estoy a la espera de reunirme con el Director General de Sanidad de aquí.

La necesidad que hay en Tenerife es enorme… La gente aquí recae y cada vez es más fuerte. La realidad de estas familias es tristísima, es muy duro verlo todos los días. Por eso yo no he terminado con esto, quiero seguir luchando por un centro digno…. Yo lo que quiero es denunciar la situación de desamparo en la que estamos aquí.

Me han hecho una entrevista en la radio antes de ir a TAVAD y ahora me harán otra para poder contar el después. También llevo la Asociación de Madres y Padres En Acción y Cooperación Contra Las Drogas.

He dejado vuestros folletos por todas partes, ojalá Fernando Clavijo me escuche, no voy a parar. Hay mucho sufrimiento detrás, yo he visto cómo la droga se llevaba a muchas personas… estoy en contacto con muchas familias, la lucha debe continuar y yo estoy como una moto.

Hay que tratar el cerebro y las adicciones como lo hacéis vosotros. Voy a seguir luchando, tengo una bomba de información en mis manos.

Y que la lucha no pare, Inmaculada.

Voy a ir a por todas, no puedo dejar de luchar ahora que mi hija se ha recuperado. Mi hija se ha salvado, pero todavía queda mucho por hacer, ahora es ella quien quiere ayudar a otras personas, es tan maravilloso. Me quedo sin palabras.

Mi mensaje es para todas esas madres… TAVAD, por mucho que algunos piensan, es asequible económicamente, comparado con el resto de centros privados que hay en España. La estancia en el hospital es corta pero desde el primer día dais con el problema y lo erradicáis, limpiáis el cuerpo pero sobre todo el cerebro. Casi 20 años consumiendo todos los días… Mi hija lleva desde el pasado mes de julio sin consumir y llena de vida, con ganas de hacer todo menos irse por ahí a buscar lo que no debe, lo que la estaba matando.

Y ahora, aunque estamos aquí, la comunicación con vosotros es alucinante, es teneros en casa, en nuestra habitación – ríe –  pero yo quiero teneros aquí, físicamente, ojalá podáis estar aquí.

Los resultados son tan brutales… La privacidad es increíble, aquí no hay ese exquisito cuidado con todo de proteger la privacidad de familiares y pacientes. En Madrid nadie sabía en el hospital por qué estábamos allí, aquí en Canarias cuando vas a desintoxicarte la situación es muy cruda, muy dolorosa.

La forma de atenderte, el equipo, el tratamiento lo abarca todo… desde tu parcela psicológica, pasando por nutrición, ejercicio… Si es que cuando estás bien no hay nada como rodearte de un grupo de especialistas como vosotros para seguir mejorando el resto de áreas de tu vida… La MANERA tan avanzada de enfocar esta enfermedad, ¡sois cuidadosos hasta cómo me estáis haciendo esta entrevista!”

 

 

14 comentarios
  1. Mayte
    Mayte Dice:

    ¡¡Mi más sincera enhorabuena a las dos!! Me alegra saber que las ganas de luchar van todavía más allá de lo que ya habéis logrado. Adelante!!
    No cabe duda de que el tratamiento en TAVAD es eficaz a todos los niveles.
    Mis mejores deseos para que sigáis con esas ganas de vivir siempre. Un abrazo!!

  2. Marta G.
    Marta G. Dice:

    Qué testimonio tan conmovedor Inmaculada, qué bien narrado, se siente vuestro sufrimiento previo y vuestra satisfacción final. Os deseo que sigáis recuperando esos años y disfrutando de vuestra nueva vida cada día. Y doy la enhorabuena a Tavad por, como dice Inma: ‘Ser el sueño más real que jamás podría imaginar’. ojalá, efectivamente, pudiera abrirse paso en la Sanidad Pública aunque a muchos no interese…

  3. ADRIANA
    ADRIANA Dice:

    Qué bonito todo lo que reflejan tus palabras! El compromiso y la confianza depositada en todos los profesionales que os han acompañado durante este tiempo en Tavad, a quien muestras este agradecimiento tan grande, el ejemplo de fuerza, superación y de unión de madre e hija que dais..ahora os toca disfrutar de la vida con plenitud! Y que vuestra historia sirva de ejemplo para muchas otras personas que se encuentran en una lucha con esa dura realidad!

  4. Bernardo
    Bernardo Dice:

    Me alegro mucho por tu hija y por ti Inmaculada! Es una suerte que hayas podido recuperar el tiempo perdido porque nunca es tarde para volver a empezar!! Mucho ánimo a las dos!!

  5. Bertha López
    Bertha López Dice:

    Qué Dios les bendiga!
    Mantengan sus caminos de la mano de Jesús!
    El es el Camino, la Verdad y la Vida!
    Felicidades!

  6. Maria Inmaculada
    Maria Inmaculada Dice:

    Saludos a todo el EQUIPO DE TAVAD. GRACIAS POR EXISTIR. En nombre de familia y amigos. GRACIAS..

  7. Fatima
    Fatima Dice:

    Hacia tiempo que un testimonio no me conmovía tanto!!
    Un gran ejemplo de fuerza de voluntad y superación. Su madre una heroina.
    Mucho ánimo y a seguir así!!

  8. maria moragón
    maria moragón Dice:

    Felicidades!!! Tuve la suerte de atender a Mª Inmaculada en el proceso previo al ingreso, resolver sus dudas respecto al tratamiento y ayudarla en su decisión. Por supuesto que el tratamiento funciona! Un fuerte abrazo para madre e hija y gracias por la confianza!
    María Moragón

  9. Beatriz
    Beatriz Dice:

    Os mando un gran abrazo a ti y a tu hija. ¡Con esfuerzo y motivación habéis conseguido volver a ser felices! Tenéis mucho por delante para seguir disfrutando. Muchísimos besos a las dos.

  10. María Inmaculada
    María Inmaculada Dice:

    Muchas gracias a todo el EQUIPO!!! Quiero mandar un saludo para todos los que en esos días estaban en el hospital. Que bien se portaron con nosotras GRACIAS a todos!!!

  11. Saray
    Saray Dice:

    Inma!! Disfruta de tu hija y que tu hija siga disfrutando así de la vida….os merecéis todo!!!! Sois un ejemplo de lucha, de amor incondicional y de compromiso hacia el tratamiento, hacia las pautas y un ejemplo de confianza en el equipo profesional de TAVAD desde el principio. Dais fuerza y motivación a mucha gente!! Un gran abrazo

  12. Marian
    Marian Dice:

    ¡Me alegro muchísimo leer que estáis genial y que Tavad os haya ayudado tanto! Ahora a seguir hacia delante, disfrutando de cada momento juntas y viendo la vida de otra manera. Mucho animo. Un abrazo

  13. Aurelio
    Aurelio Dice:

    Tus palabras emocionan inma, y que quieras seguir en la lucha es admirable. Por in mundo sin la maldita droga

  14. MUSA
    MUSA Dice:

    qué alegría más grande me acabo de llevar!!
    sabía que pasaría, os mando desde Madrid un gran abrazo y espero que todo siga tan bien como hasta ahora; afrontando, sintiendo, siendo tú de nuevo…
    Qué grande eres!!

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *