Adiccion a la cocaina superada

Superó la adiccion a la cocaina y a los tranquilizantes gracias a Tavad… “Después del tratamiento, llegué a mi casa, y tiré 30 gramos de cocaína por el wc”

A Sergio F. le vino todo de golpe. Su padre se suicidó, su mujer le pidió el divorcio, lo despidieron del trabajo y a los días tuvo un terrible accidente con el coche. Ni en una película dramática hollywoodiense podríamos pensar que puede ocurrir todo a la vez en la vida real. Sergio, antes de que todo sucediese ya padecía estrés y consumía ansiolíticos. Tras esta serie de catastróficas desdichas, su adicción a las pastillas tranquilizantes aumentó, pero lo peor estaría por venir, comenzó a mezclarlas con cocaína hasta no saber ni dónde se encontraba. Sin embargo, tras salir de la clínica de desintoxicación, su vida ha cobrado sentido de nuevo y es más feliz que nunca ¿Es esto posible? Él mismo lo cuenta. Este importante Ingeniero de Caminos y Broker de la Bolsa era un adicto con corbata y despacho. Sergio, ahora, describe su desgarradora historia de adicción.

P: Sergio, tu caso es bastante duro porque tus circunstancias además fueron complicándose cada vez más ¿Cómo te sientes ahora?
R: Primero, estuve 15 años de mi vida consumiendo tranquilizantes para calmar mi ansiedad, tenía diagnosticado un trastorno ansioso depresivo. Me recetaban de todo, he tomado Lexatín, Orfidal, Tranquimanzín, antidepresivos… Después de estos 15 años, me vinieron todas las desgracias juntas, lo de mi padre, mi mujer, el accidente, el despido… (Suspira).

P: ¿Por qué crees que comenzaste a consumir drogas sin control?
R: Comencé a ir al médico en 2007 por mi ansiedad y fue por estrés por mi trabajo, yo soy ingeniero de caminos en Madrid. Tuve una crisis y no me di de baja, no dormía, la cabeza hacía cosas muy raras durante el día. Fue una crisis brutal de trabajo que vivimos a finales de los 90. Era una constructora muy grande, trabajaba en delegaciones por toda España y despedía a ejecutivos, tenía una sobrecarga laboral increíble, tuve un accidente con el coche, se suicidó mi padre y no pude atenderle cuando me pidió ayuda, no supe dársela. Empecé a tomar benzodiacepinas, ahí fue cuando tuve el accidente. Me traumatizó muchísimo y aumenté la dosis de tranquilizantes.

P: ¿Cómo te diste cuenta de que eras adicto a las pastillas tranquilizantes?
R: ¡Yo no sabía que los tranquilizantes eran una droga! Ningún médico me lo dijo, yo creía que era un medicamento normal ahora, a toro pasado, lo veo… estuvieron recetándome benzodiacepinas, psicólogos y psiquiatras particulares, y estaba drogado perdido. Estaba medio atontado todo el día. Luego vino la cocaína para espabilarme y poder seguir trabajando entre pastilla y pastilla, también esnifaba rayas de coca en la oficina.

P: ¿Cuánto podías gastar en cocaína mensualmente?
R: Al mes… (Se queda pensativo), entre 5 y 10.000 euros al mes fácilmente.

P: Cocaína y tranquilizantes, hiciste un cóctel explosivo, ¿en qué pensabas?
R: Pensaba sólo en poder seguir trabajando. Empecé a tomar cocaína, porque además era un adicto al trabajo. Trabajaba 15 horas diarias. Tenía mi despacho en casa. Con la cocaína, empecé con medio gramo y terminé esnifando 5 gramos al día.

P: Pero alguien se tuvo que dar cuenta de tu estado…
R: Claro. Me encontraba fatal, estaba ido. Desarrollaba fatal mi trabajo, se daban cuenta mis clientes. Tenía trastornos de la personalidad, hice chapuzas, trabajos mal hechos, a mis hijos no los veía. Me despidieron, mi mujer quiso divorciarse porque no soportaba mi adicción a los tranquilizantes, las tensiones y la adicción al trabajo.
Mi madre no sabía nada. Lo cierto es que mi padre antes de morir también estaba inflado a Lexatín y tranquilizantes… (Suspira profundamente).

P: Estabas envuelto en una espiral autodestructiva, entre rayas de coca y pastillas, ¿cómo lograste pensar que tenías que dejarlo?
R: Pensé o muero o salgo de ésta y me dedico a mis hijos, fue el amor a mis hijos, y busqué una clínica en Internet. Tavad fue la que más me gustó, al principio desconfiaba pero elegí bien, he tenido suerte.

P: ¿Cómo te ha ido el tratamiento de Tavad?
R: Estuve cinco días en el hospital desintoxicándome, y allí me di cuenta de lo que había hecho con mi vida. Fue rapidísimo, el primer día, todo eran pensamientos raros, yo desconfiaba de la clínica pero notaba mejoría y empecé a tener clarividencia, fue increíble. Entré sin haber dormido me había estado drogando la noche antes a modo de despedida. Yo normalmente dormía cuatro horas al día y no comía. No tenía fuerzas y empecé a recuperar energía en el hospital.

'No había sentido tanta felicidad desde hacía más de veinte años' Clic para tuitear

P: ¿Tras salir de la clínica qué fue lo primero que hiciste al llegar a casa?
R: Al llegar a mi casa, antes de deshacer las maletas, tiré 30 gramos de cocaína que me quedaban por el váter, serían unos 3000 euros en dinero, pero me dio igual. Me deshice de ello inmediatamente y le hice una foto para recordar el mal que me hizo… Dije adiós.

adiccion a la cocaina

P: Eso es mucha cocaína y además, volviste a tu entorno, tu casa, tu barrio, tus amigos, ¿no tenías miedo de volver a caer?
R: Para mí la cocaína no fue una droga placentera. Un día después de salir del tratamiento, me aparecieron dos gramos cuando fui a pagar la cerveza en el bar y los tiré enseguida.

P: Entonces, ¿has conseguido beber cerveza sin pensar que puedes recaer? Esto puede haber gente que no se lo crea…
R: Yo me encuentro totalmente bien. ¡Incluso me cruzo con mi camello y lo saludo por mi barrio! (Ríe), además le aconsejo que vaya él a hacerse vuestro tratamiento. El camello vive cerca de mi casa y yo tan tranquilo, mi camello me dice que se alegra mucho por mí, y eso que perdió un buen cliente (ríe enérgicamente), él vende por las zonas más ‘pijas’ de Madrid y muchos de mis vecinos le compran, viven en las mansiones, son gente de la televisión, están fatal.

P: ¿Cómo es tu día a día ahora? Habrá cambiado por completo según me cuentas.
R: Un día de mi vida es trabajar poco, (respira relajado). Quedo con mis hijos, estoy mucho tiempo con ellos, antes no los trataba apenas, ahora voy al cine con ellos. Me los llevo al parque y quedo con un amigo mío. Juego con ellos con los ordenadores. Me descargo películas, me encanta Internet, leo noticias relacionadas con la informática y los sistemas operativos. Leo de economía, me encanta, yo predije la crisis y hasta ¡hago bricolaje! (Exclama contento).

P: Qué práctico… ¿Qué estás haciendo?
R: Estoy haciendo muebles para mi casa, es una mesa alargada para poner los ordenadores para mis hijos. Creo que está quedando muy bien cuando termine os la envío, yo antes era incapaz de hacer esto y ahora mira, ¡soy un artista!, arreglo mesas y las transformo en modernas, las dejo preciosas.

adiccion a la cocaina

P: ¿Qué vas a comer hoy?
R: ¿Ahora?… ¡Un buen filete! (Ríe). Aunque mi comida preferida es el cocido madrileño, ahora lo disfruto, poder saborear el vinagre, el aceite, la comida no me sabía a nada antes. He cambiado la cocaína y las pastillas por el cocido madrileño, ¡qué alegría!

P: ¿Por qué deberían hacer el tratamiento de Tavad las personas que están sufriendo adicción a las drogas?
R: Porque es una locura seguir en ese mundo. Que se decidan a hacerlo porque merece la pena, porque van a volver a ser felices como yo lo soy ahora. No había sentido tanta felicidad desde hacía veinte años. Mi vida se reducía a trabajo, ansiolíticos, tranquilizantes y cocaína, asqueroso.

P: Has vuelto a disfrutar de todo lo que te ofrece la vida, eso tiene que ser como estar en el paraíso.
R: ¡Sí!, soy feliz, por fin, se lo digo a todos mis amigos, no tengo un duro, pero soy feliz más que antes, hago todo lo que me apetece, he vuelto a ilusionarme y no tengo ningún miedo. Vuelvo a ser joven como cuando era un estudiante (risas).

Si te encuentras en la misma situación en la que estaba Sergio o conoces a alguien que lo esté y quieras ayudarle, puedes informarte, sin ningún compromiso en www.tavad.com

Más información sobre el tratamiento cocaína de Tavad.

10 comentarios
  1. Alex
    Alex Dice:

    Enhorabuena Sergio, ojalá tu historia ayude a personas que, como tú, se encuentren atrapadas por las drogas y recuperen sus vidas gracias a un tratamiento efectivo.

  2. Musa
    Musa Dice:

    Es muy satisfactorio saber que las personas pueden rehabilitarse cuando padecen esta enfermedad. La adicción es tan destructiva, que necesita de un trabajo bien amplio para poder ser abordada. Entiendo como coherente la decisión de este paciente, de cara a realizar un tratamiento integral como es el que realizó en TAVAD.
    Es muy esperanzador para los que nos dedicamos a trabajar en este campo, pero sobre todo para las personas que sufren esta enfermedad.
    enhorabuena por tu cambio

  3. Jorge2
    Jorge2 Dice:

    Una de las verdades más ciertas de la entrevista es que en muchas ocasiones los médicos de cabecera recetan sin control y sin medir las consecuencias, no dudo que lo hacen de buena fe para atender de la mejor forma a sus pacientes pero deberían alertar de los efectos adversos de estas medicaciones, principalmente que crean adicción. Eso si, no creo como se afirma, que ningún psicólogo le recetara nada, pues no son profesionales habilitados para ello y por su puesto están mas orientados a la terapia.

  4. Saray
    Saray Dice:

    Mi enhorabuena a Sergio por su ejemplo de superación…me he quedado impactada con su historia!. Todo un ejemplo para las personas que se encuentran en su situación y que no saben dónde acudir. Hay muy buenos profesionales en España que pueden ayudar a recuperar vidas; esto es un buen ejemplo de ello!!!
    Me encantó..

  5. Blanca
    Blanca Dice:

    Es fantástico saber que hay instituciones con verdaderos profesionales que dedican su tiempo a ayudar a los demás a salir de esta enfermedad: la adicción. Gracias por tu testimonio, Sergio. Se puede salir de esto, ¡lo sé!

  6. Godofredo
    Godofredo Dice:

    Lo primero que suele hacer toda la gente que consume a diario y quiere desengancharse es empezar una nueva vida, salir de su entorno porque todo lo que le rodea le incita a consumir… Y al leer el caso de Sergio me ha impresionado de que haya podido superarlo con tan buenos resultados, pudiendo llegar hasta saludar a su camello y no meterse nada. Seguid así!

  7. Andrés
    Andrés Dice:

    Enhorabuena Sergio. Somos nuestro peor enemigo. Vivirlo y poder reir al contarlo es una gran batalla ganada.

  8. Vanesa
    Vanesa Dice:

    Para mi esto es como un milagro… Me he sentido muy identificada con sergio, yo soy adicta a la cocaina desde hace 5 años y ahora llevo casi 2 años sin probar nada. Se puede, es duro pero con fuerza de volubtad y un buen apoyo de médicos y sicologos se consigu. Yo doy gracias a mi familia q me ha apoyado todo este tiempo y espero seguir asi

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *