alcoholismo-tavad

Ahogados por el alcoholismo

Alcoholismo – Carta de una madre y esposa

“¡Me han despertado Ester, me han despertado!” – Esa frase no la olvidaré jamás.

Sergi y Ester se conocieron en una pista de atletismo. Él corría la media maratón, ella era una gacela de los 800 metros. Lo suyo fue amor a primera vista. Ester tenía 22 años y Sergi 28 cuando decidieron dar el paso y decir “sí, quiero”.  Lo que no podían saber, ninguno de los dos, es la enfermedad que iba a perseguirles durante 23 años… Una enfermedad que ha tenido a Sergi 23 años abusando del alcohol, mientras su mujer intentaba sobrevivir a su lado. Nunca se ha separado de él, aunque las veces que ha pensado en dejarle sólo ella lo sabe… Hoy publicamos su carta:

 “He tenido hasta ganas de quitarme la vida, era él o yo. No podía más. Y hoy de lo único que me arrepiento es de no haberos encontrado antes. Lo de alcohol es algo tan normal para el resto de los mortales que tú mismo no eres consciente de lo que está pasando, de lo que puede llegar a suceder cuando abusas así de una sustancia…

En la empresa de logística para la que trabajaba siempre se iban unos cuantos al bar después de terminar la jornada. En realidad no quieres verlo pero empecé yendo a  buscarle al bar cuando tardaba demasiado. Ahí ya pensaba que algo no iba bien, cada vez le veía bebiendo más y él pasaba unas noches horribles vomitando… Pero para eso estaba yo, para cuidarle, en lo bueno y en lo malo.

El día que se quedó sin trabajo porque la empresa cerró fue cuando me llevé las manos a la cabeza y pensé: esto es el final. Se me vino el mundo encima, no por el dinero, siempre hemos salido adelante, y sí porque lo peor que le podía pasar a él era quedarse sin trabajo. ¡No iba a hacer otra cosa que beber! Mi disgusto y preocupación era imaginar a mi marido todo el día en el bar bebiendo descontroladamente cerveza y absenta.

Más de una vez me vi llamando a la ambulancia… ¡Y a la Policía! Y ellos me decían que lo teníamos que arreglar entre nosotros, pero es que yo sola ya no podía con él. Estaba tan desesperada… En una de sus buenas rachas llegué a pensar que ya no volvería a beber más y tuvimos a nuestra hija (hoy tiene 15 años,) pero esos buenos momentos son fugaces, el problema no te lo quitas, radica en el cerebro. Y cada vez peor, todo el sufrimiento por el que tenemos que pasar los familiares, para mí ha sido como vivir en un campo de concentración.

También llegó mi ansiedad, por algún sitio me tenía que salir todo aquello… Me mareaba, no podía respirar, me sentía totalmente fuera de control… Hasta que empecé a tomar pastillas para dormir porque marido estaba terminando con los dos. Todo el día detrás de él, visitando médicos, psicólogos, homeópatas, la seguridad social… pero nunca conseguíamos nada, se piensan que con unas pastillas lo solucionan todo.

Todo era por culpa del alcohol, esas discusiones, ese malestar, esa nube negra… Como una depresión constante,  sobre todo para él, le estaba matando, yo le estaba viendo caer y no sabía qué más podía hacer. La enfermedad la tienes en el cerebro, no estamos preparados para lidiar con algo así, nadie lo está. Los ven como borrachos y son enfermos. Mi marido tuvo un trauma cuando era pequeño, fue maltratado por su madre y por su abuelo y eso le dejó tocado; eso le ha terminado pasando factura, así me lo explicaron los psicólogos en la clinica de desintoxicacion.

Doy gracias al cielo que siempre he tenido a mis ángeles, acompañándome. Nunca he querido dejarle aunque me hayan sobrado las ganas por todas partes. Los últimos meses, antes de realizar el tratamiento de alcoholismo de Tavad, para mí ya no tenía sentido vivir, todo lo hacía por inercia y sin aliciente alguno. ¿Pero cómo iba a dejarle solo? Tenía claro que estaba en este mundo para ayudar a mi marido, ha sido mi constante, lo que me ha dado fuerzas a seguir y a levantarme de la cama todos los días; había una voz que me decía: “Tú lo curarás, tienes que hacerlo”.

Y entonces aparecisteis vosotros… Me lo tomé como el último cartucho, la última oportunidad. Había muchísimos videos vuestros, comentarios, resultados pero siempre desconfías… Después de 23 años intentándolo ya no te crees nada, él estaba ahogado en el alcoholismo y el cambio que veía en los vídeos me parecía espectacular, no podía ser.  

Pero estaba decidida, llamé y pedí hora sin consultarle a mi marido. Ya me las apañaría después, somos de Barcelona y había que viajar hasta Madrid. Estuve hablando durante varios días con una de vuestras psicólogas para que me explicara las fases del tratamiento de desintoxicación alcoholismo.

'La enfermedad la tienes en el cerebro, no estamos preparados para lidiar solos con algo así' Clic para tuitear

Para variar el día que salíamos hacia Madrid, me tocó ir a buscarle al bar, le llamaba por teléfono y no me decía dónde estaba, me mentía. Pero le encontré. De camino paramos a comer y lo cierto es que le dejé beber todo lo que quiso. Iba a ser la última vez que bebiera, aunque fuera la última cosa que hiciera por él, me lo había prometido a mí misma.

Cuando ingresó en el Hospital de Tavad los médicos nos dijeron que su hígado estaba destrozado pero que iba a recuperarlo. ¡Yo no podía creer nada de lo que decían! Pero eran médicos, cómo van a mentirte. A la mañana siguiente empecé a notar algo en él pero creo que la frialdad de los últimos años me impedía ver lo que realmente estaba sucediendo. Salí con mi hija a dar un paseo y cuando volvimos a verle hasta me dio un beso, se interesó por nosotras. Le encontré animado, más tranquilo y sereno; no podéis imaginar lo que me sorprendió todo aquello…

De hecho cuando salimos del hospital le pregunté, para ver cómo reaccionaba: “¿Vamos al bar a tomar una cerveza?” Y me soltó un – “Pero cómo vamos a ir, yo ya no voy a beber más, además no me apetece”- . Mis ojos, como platos, no era capaz de asimilar lo que estaba escuchando… “¡Me han despertado Ester, me han despertado!” – Jamás se me olvidará esa frase, no paraba de repetirla una y otra vez.

El cambio fue espectacular, es para grabarlo. Lo que en años no había hecho, ahora todo de golpe, sin pedírselo y con una sonrisa en la cara. Algo que me tuvo varios días en shock: 23 años aguantando una tortura y 3 días después de salir del hospital verle lleno de vida, de energía y de buen humor… Es como si me hubierais cambiado de marido o hubiera vuelto a  ver al Sergi que conocí en aquella pista de atletismo… He estado varios días llorando, a veces me viene sin más pero es de alegría. Mi hija ha llegado a decirme que tampoco se lo creía, que seguro nos estaba mintiendo. Todavía hay algún día que si veo que tarda en llegar a casa… ¡voy a buscarle al bar pero no está! Me río al pensarlo, cuando me dice: “¡Pero si ya no voy al bar! No me vayas a buscar allí que ya hemos tenido bastante, he estado a punto de perderte.”

Parece que todos sabemos de todo pero nadie sabe lo que es esto, hasta que te toca porque no lo ves venir. Un día tienes todo encima y te das cuenta que tu marido está enfermo, viviendo ahogado en el alcoholismo y, o le sacas tú adelante o le pierdes por el camino.

Ahora, un año después de su tratamiento de alcohol, acaban de darle el alta terapéutica. Hoy hace más de 365 días que no bebe ni un gramo de alcohol, por eso os escribo. Ha sido el regalo más bonito que he podido tener por Navidad. ¡Y encima un mes después de realizarle los análisis clínicos nos han confirmado que su hígado está perfecto!  El médico de la Seguridad Social no puede creérselo pero los resultados ahí están.

Después de un año sin beber alcohol, Sergi ha adelgazado 20 kilos sin hacer ninguna dieta, trabaja, vuelve a hacer deporte, estoy contentísima porque hemos vuelto a salir a caminar y estamos entrando para hacer el Camino de Santiago. Me ayuda en las tareas del hogar, está motivado… ¡Qué más se puede pedir!

No tengo palabras para dar las gracias mil y una de veces a Tavad, os tengo en un pedestal, gracias a vosotros hemos empezado a vivir de nuevo. He pedido con tanta fuerza que mi marido saliera del alcoholismo que alguien ha debido de oírme. Sólo me arrepiento de no haberle traído antes porque no os conocía. Cuando ingresó en Tavad, era un momento crítico, Sergi estaba muy mal, ya casi no se levantaba de la cama, vino sin voluntad alguna y le curasteis. Y ahora tengo marido para rato, es maravilloso.

Si mi testimonio sirve para personas que no somos adictas a nada pero que sufrimos las consecuencias, a esas personas yo les digo que sois vosotros quienes debéis de tomar una decisión y no ellos, porque viven en la oscuridad. No es feliz la persona que huye de los problemas y se divorcia, yo he encontrado lo que es realmente ser feliz logrando ver a mi marido sin un vaso de alcohol, es el mayor triunfo de toda mi vida. Y hoy todavía no te lo acabas de creer.

Si hay alguna persona que quiera saber más por favor que me escriba aquí o que llame a Tavad y se pongan en contacto conmigo. Cuando llamé a Tavad todo era como muy bonito pero entiendo que cueste creérselo. Por eso insisto en que si puedo ayudar a alguien hablando y contándole nuestra experiencia, estaría encantada. Nos habéis cambiado la vida y esto tiene que saberlo la gente. He estado al borde del suicidio, quizá llega todo un poco tarde pero hemos logrado encontrar la felicidad y creedme, ahora puedo decir que es muy bonita.

Hoy, cuando quiere ver el fútbol se va al bar, se va pero no entra. Se queda viéndolo desde fuera, tras el cristal. Yo sé que ya no va a beber pero él prefiere no entrar, y le entiendo.

26 comentarios
  1. Felipe R
    Felipe R Dice:

    Buenos días.

    En verdad se parece un poco a la historio de mis padres y a la vez a la de mi hermana y yo, si lo vemos desde el punto de vista de la angustia que significa tener a un miembro de la familia sumido en el abuso de alcohol.

    Es lo más desestabilizador del mundo. Yo recuerdo que de joven no quería llegar a mi casa, siempre había una constante pelea, una constante violencia :-(.

    El vicio del alcohol es igual de malo a los demás, pienso que la sociedad no puede tolerarlo de esta forma, pues si comenzamos a ponerle un alto podremos hacer que nuestros padres, hermanos, parejas, amigos busquen un buen centro de rehabilitacion como el suyo.
    Agradezco por esta oportunidad de expresión.

  2. TAVAD
    TAVAD Dice:

    Hola Nahiam, fue la mujer de uno de nuestros pacientes quien escribió esta carta. Han pasado 3 años y su vida sigue llena de salud y bienestar. Puede ver comentarios de ella en nuestra página de Facebook, siempre nos escribe muy agradecida: https://facebook.com/TavadClinica/posts/1929019463994921

    Actualmente nuestra sede se encuentra en España pero tratamos a personas procedentes de todas las partes del mundo (Perú, México, Venezuela…). La primera fase del tratamiento es necesaria realizarla en nuestra unidad hospitalaria y no tiene más de 5 días duración (dependiendo del tratamiento a realizar y de las necesidades del paciente). La segunda fase de nuestro tratamiento podría realizarse desde la ciudad de origen del paciente. Si lo desea Nahiam, puede contactar con nosotros escribiéndonos a intermedia@tavad.com o bien, si nos deja una dirección de email podemos contactar directamente con usted. Una de nuestras asesoras-psicólogas se pondría en contacto para informarle de manera personalizada acerca del tratamiento y resolver todas las dudas que pueda tener para tomar finalmente una decisión.

    Cualquier cosa coméntenos, no está sola. Le dejamos más información sobre nuestro tratamiento para dejar el alcohol: https://www.tavad.com/tratamiento-alcoholismo/

    Un saludo desde TAVAD

  3. NAHIAM FERREIRA
    NAHIAM FERREIRA Dice:

    hola me gustaria saber mas sobre esto estoy pasando por eso hace 2 anos y ya no se que hacer..su familia no lo ayuda soy su mujer ..gracias estoy tan desanimada que no se si creer en esto perdon por lo fria..

  4. Car
    Car Dice:

    Así vivo desde hace 25 años ya me faltan las fuerzas igual que a mis hijos el vive en una mentira constante solo son buenos sus amigos de bares y a nosotros nos quiere hacer los culpables… tampoco quiere ayude yo no se si es miedo es amor o que es el porque sigo a su lado enhorabuena a todos los que han luchado por salir de ese infierno y sobre todo a sus familiares porque son más víctimas que ellos

  5. Darwin
    Darwin Dice:

    Es una enfermedad mortal si no la controlas a tiempo te mueres y matas a tu familia,yo estoy en recuperación en junio cumplo 7años de sobriedad,doy gracias a Dios por darme esta nueva vida.Lo que puedo decir es que hoy por hoy afronto los problemas con mis cinco sentidos y la confianza de mi familia a vuelto al 100:-\ y esta nueva vida tiene sus altos y sus bajos pero los puedo resolverlos

  6. Paqui
    Paqui Dice:

    Es una historia preciosa me ha emocionado. Al final de toda esta historia
    Lo que gana es el amor.
    Por desgracia un familiar mio falleció por la misma causa se le ofrecieron mil ayudas pero no tuvo voluntad por sentirse solo.
    Enhorabuena a esa familia por su unión y fortaleza.

  7. Abigail America
    Abigail America Dice:

    Es muy bueno saber estos datos ya que amigos mios no saben a lo que se atienen

  8. Carlos
    Carlos Dice:

    Increible la historia de este matrimonio, parece de película. De pasar un drama como este ha alcanzar la felicidad por completo me deja perplejo, porque la recompensa tanto del marido por volver a nacer como la de su mujer por alcanzar lo que queria perseverando no tiene nombre… Os felicito! Y a la clinica Tavad que nos es la primera vez que leo algo por el estilo sobre ese poder curativo que conseguís en unos simples días.

  9. Miguel
    Miguel Dice:

    Excelente reportaje y sobre todo, enviar felicitaciones a esta paeja que les queda toda la vida por delante gracias al tratamiento recibido. En horabuena.

  10. M. Luisa
    M. Luisa Dice:

    Conmovedor!!. Conmovedora la historia de destrucción y conmovedora la fortaleza de una mujer que no abandona su lucha a riesgo de detruirse ella misma. Enhorabuena!!. Esta historia sirve de aliento a muchas familias.

  11. Luis
    Luis Dice:

    Toda una vida,es increible tu entereza esther cuanto amor. Nadie sabe por lo que pasamos los familiares ni siquiera ellos

  12. Ester
    Ester Dice:

    Muchas grácias por los comentarios que habéis escrito, vosotros si que me habeis subido el ánimo ,para ver lo que he podido llegar hacer por mi marido, ahora veo que el esfuerzo ha sido recompensado,porque hasta ahora no he empezado a creer de los cambios que en un año han ido sucediendo ,yo quería escribir porque el dolor es de todos , no solamente curan al paciente , mil grácias a tavad como yo dije en mi escrito, los tengo en un pedestal y no me cansaré de repetir, grácias también a Carmen la psicóloga de Barcelona que lo atendió fenomenal,gracias por las veces que llamé para preguntar por el tratamiento con Sónia P y a la psicóloga de tavad que me supo escuchar y por el equipo que son todos unos profesionales y a Cristina que me ayudó en el escrito ,pero nombraría también a los investigadores que realizaron esta maravilla, porque están curando a mucha gente,la medicina adelanta como todo,por eso me lo creí.
    A las famílias que están sufriendo todavía ,les animo para que llamen a Tavad y que luchen para llevarlos , porque doy fé de que ésto es real.

  13. Concha Herradon
    Concha Herradon Dice:

    Felicidades a los dos, pero en este caso felicito especialmente a Esther. Los familiares de los pacientes de adicciones son auténticos héroes y muchas veces menos comprendidos que la propia enfermedad en si. Una pareja que mantiene una relación “no toxica” puede ser un puntal básico en la superación de la enfermedad.

  14. Tavad
    Tavad Dice:

    Hola Alejandra, muchas gracias por animarte a escribir, la situación que estaréis viviendo no tiene que ser nada fácil, nos gustaría poder ayudarte en todo lo que podamos. Ester ha leído tu comentario en nuestra página de Facebook, te dejamos aquí sus comentarios http://on.fb.me/1DgZdPy
    En vuestra mano queda poneros en contacto a través de mensaje privado por Facebook o como mejor creáis conveniente. Esperamos que sus palabras te ayuden y te den aliento para continuar luchando. Un abrazo

  15. maria
    maria Dice:

    Ester, después de tanta lucha tuya y el éxito con Tavad no se te ocurra tirar la toalla nunca. Ahora aprovecha cada minuto de vuestra vida y disfruta . Eres muy grande. Enhorabuena

  16. María
    María Dice:

    uuooo! Los pelos de punta con este testimonio.
    Valiente Ester que luchó hasta el final!!

  17. Alejandra
    Alejandra Dice:

    Hola, estoy pasando por una historia muy semejante a esta y me gustaría ponerme en contacto con Ester para poder hablar con ella y que me aconseje, porque me hace mucha falta. Me he emocionado mucho con su historia, pero sobre todo, me he visto reflejada en cada una de sus palabras. Si se pudiese poner el contacto conmigo o decirme como lo hago para hacerlo yo, estaría muy agradecida. Un saludo y muchas gracias por adelantado.

  18. vanesa
    vanesa Dice:

    Grandes mujeres luchadoras, desconocidas pero cuya historia está al altura de los más grandes.

  19. Alex
    Alex Dice:

    Ester tu carta me ha emocionado muchísimo, qué valentía has tenido siguiendo adelante y cuánto amor! Me alegro mucho por tantas buenas noticias, que haya centros como Tavad que proporcionan una esperanza real a los enfermos y sus familias, y que tengáis ahora toda una vida por delante con vuestra hija.

  20. Alfredo
    Alfredo Dice:

    Nunca te pones ni piensas en el otro lado de esta enfermedad en todo lo que provocs a tu alrededor. Gracias esther porque das esperanzas

  21. Beatriz
    Beatriz Dice:

    Es increíble escuchar como el alcohol puede destruir la vida de las personas de esa manera. Creo que Sergi ha tenido mucha suerte por contar con una compañera como Ester, que no se ha rendido en ningún momento hasta encontrar la terapia adecuada para su problema. Esto debería ser un ejemplo para todas las personas que tienen el mismo problema, para que no tiren la toalla y sepan que existen centros como este que de verdad les puede cambiar la vida. ¡Mucha suerte a los dos en vuestra “nueva vida”!

  22. Carmen
    Carmen Dice:

    Ester, Sergi ha sido un muy buen paciente, y ha hecho un buen trabajo terapéutico, deberás me alegro muchísimo leer tu testimonio y saber que el equipo de Tavad hemos hecho posible esta transformación, como dices has recuperado a tu marido y lo mas importante volvéis a ser una familia con muchísima luz. Un beso para los tres!

  23. Alvaro
    Alvaro Dice:

    Que grande él pero QUE GRANDE ELLA!! que paciencia tendria que tener y lo que le tiene que querer para aguantar ese tipo de situaciones tantos años, pero todo tiene su recompensa!! Ánimo

  24. maria moragon
    maria moragon Dice:

    Testimonio muy esperanzador! Animo!! se puede dejar el alcohol! El alcohol te va quitando todo y cuando se logra dejar se recupera la vida! Enhorabuena compañeros!!!!!

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *