“¿Está el alcohol potenciando mi apetito sexual?”

RUBÉN PREGUNTA:

¿Es del todo cierto q el alcohol y las drogas potencien mi apetito sexual, llegando a realizar cosas horribles sin poder controlarlas? ¿cómo puedo solucionarlo?

TAVAD RESPONDE: Estimado Rubén, el alcohol es un conocido depresor del sistema nervioso. Según sea la cantidad consumida, los efectos siguen una especie de curva descendente: propicia o facilita cierta euforia al principio (esta inicial desinhibición puede ser interpretada como un incremento del “apetito sexual”) y, a medida que se incrementa la ingesta, provoca dificultades en el lenguaje, la capacidad motora… pudiendo finalmente llegar al coma etílico. Consecuentemente, a medida que el efecto depresor crece, se dificultan las conductas sexuales.

Lo que tú llamas “control” es un proceso complejo en el que se ven implicados factores “psico-fisiológicos” y “de aprendizaje”. El alcohol desvirtúa estos factores, propiciando comportamientos que no mostraríamos en estado sobrio.

Ahora bien, una cosa es el “auto-control” y otra “la responsabilidad”. Ambos hacen referencia a procesos psicológicos. Particularmente, la responsabilidad además se puede valorar jurídicamente. Por decirlo de otra manera, una cosa es que nuestro autocontrol esté mermado (por ejemplo, por el alcohol) y otra cosa distinta es la responsabilidad jurídica que se deriva de nuestros actos y sus consecuencias.

En determinados trastornos mentales se considera que el sujeto no es responsable de sus actos (o al menos, no completamente) y las consecuencias jurídicas pueden variar. En estos casos, el primer paso será acudir a un profesional que evalúe todos los aspectos del problema: lo que tiene que ver con el consumo de alcohol y lo referente al comportamiento sexual.

Por último Rubén, el alcohol consumido de forma abusiva, propicia en definitiva comportamientos desadaptativos en todas las esferas de nuestra vida, incluyendo nuestras tendencias, actitudes y conductas sexuales. Muchas veces la única salida para tratar un consumo abusivo o dependencia a una sustancia es tratarse en una clinica de desintoxicacion. El cuidado y apoyos adecuados por un equipo profesional de especialistas es vital.

Más información en tratamiento de alcoholismo.

 

7 comentarios
  1. ariadna
    ariadna Dice:

    He tenido una pareja a los que todos sus problemas se los daba el alcohol, y curiosamente como consecuencia del exceso de alcohol, aumentaba su deseo como a nuestro amigo, al final todo le daba igual salía , bebía, y era tanto el deseo que sentiía que le daba igual una tía que otra, era y es incapaz de mantener una pareja.

    Era y ya no se si es capaz en este momento de hacer algo divertido sin alcohol, porque gracias, no a Dios, sino a mi , me fui ya no quise comprobarlo.

  2. coral
    coral Dice:

    El alcohol sin pasarse mucho produce alegria entusiasmo, incluso puedo decir que soy capaz de volar soñar liberarme de los problemas .

  3. Félix
    Félix Dice:

    Como dijo Newton: “El alcohol aumenta el deseo sexual pero disminuye el acto”
    Un abrazo a todos, por una sociedad libre de drogas, viva el amor!

  4. johnnylingam
    johnnylingam Dice:

    El alcohol (o, mejor dicho, su exceso) no es lo más indicado para aumentar la satisfacción sexual. Ya lo decía Shakespeare en Macbeth por boca de uno de sus personajes: el alcohol “Lujuria, señor, provoca, y no provoca; provoca el deseo, pero se lleva la obra.”
    O, lo que es lo mismo, aumenta el deseo pero disminuye la capacidad. Un mal plan.

  5. ananke
    ananke Dice:

    El alcohol aumenta el deseo pero anula la acción. A mi personalmente con el alcohol ni se me levanta. Con el cannabis es distinto, el orgasmo se me distribuye mejor por todo el cuerpo.

    Saludos.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *