cerveza sin alcohol libera dopamina

La cerveza sin alcohol libera dopamina en el cerebro

¿Sueles beber cerveza sin alcohol? Toma nota

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana han confirmado recientemente que el sabor de la cerveza sin alcohol desencadenaría la liberación de dopamina en el cerebro, sustancia liberada por el consumo de drogas. En el estudio publicado en la prestigiosa revista Neuropsychopharmacology, los investigadores analizaron a 49 hombres a través de escáneres que registraban la actividad en sus cerebros. A los participantes se les dio a degustar, en primer lugar, cerveza, pero sin alcohol para más tarde darles a probar la conocida bebida refrescante sin alcohol Gatorade. Buscaban pruebas del aumento de dopamina, el neurotransmisor cerebral al que se ha relacionado durante mucho tiempo con el alcohol y otras drogas. Finalmente dieron con los resultados que perseguían.

La cerveza sin alcohol causa los mismos efectos que con alcohol

El análisis de la actividad cerebral mostró un aumento de la liberación de dopamina en el cerebro de los individuos después de probar el sabor de la cerveza pero no después de probar el sabor de la bebida deportiva. Los participantes recibieron una pequeña cantidad de su cerveza favorita. Fueron 15 mililitros en 15 minutos, tiempo y cantidad que les permitía beber la cerveza sin dar lugar a ningún nivel detectable de alcohol en sangre o efecto intoxicante.

El alcoholismo, ¿un problema que se hereda?

Además, lo más llamativo y curioso es que los investigadores observaron cómo el efecto era mucho mayor entre los participantes que tenían algún familiar que había sufrido alcoholismo. “Creemos que este es el primer experimento en humanos para demostrar que el sabor de una bebida alcohólica sola, sin ningún efecto tóxico del alcohol, puede provocar actividad de la dopamina en los centros de recompensa del cerebro”, constató David A. Kareken, profesor de Neurología y director adjunto del Centro de Investigación del Alcohol de Indiana en Estados Unidos. “El mayor efecto en los participantes con familiares alcohólicos sugiere que la liberación de dopamina en respuesta a esas señales relacionadas con el alcohol pudiera ser un factor de riesgo hereditario”, sentenció el Dr. Kareken.

Dopamina y deseo

Los investigadores del estudio médico de Indiana aportan un nuevo enfoque a las funciones de la dopamina en el cerebro. Creen que las señales sensoriales que se relacionan con las drogas, que van desde sabores, olores o la visión de un bar o taberna, despiertan el deseo en el cerebro. Esta afirmación coincide con la opinión de muchos investigadores que aseguran que la dopamina juega un papel crítico en este tipo de antojos.

¿Te ha pasado lo mismo? ¿Sueles beber cerveza sin alcohol? ¿Sientes que tras beber una cerveza te apetece beber otra? ¿Notas la diferencia entre una cerveza con alcohol y una sin?

Te facilitamos más información sobre nuestra clinica de desintoxicacion así como sobre el tratamiento de desintoxicación de alcohol que realizamos

2 comentarios
  1. Juan
    Juan Dice:

    Yo soy alcohólico y llevo cerca de 7 meses sin beber; bueno, no es totalmente cierto, ya que hace 2 días estuve tomando las llamadas “cervezas sin alcohol” y el efecto en verdad era similar a cuándo bebía. Sentí la necesidad de tomarme no ya una, sino 3 y 4 con mucha velocidad. Luego los efectos han sido que al dejar de tomar tengo una especie de “mini síndrome de abstinencia” que me produce muchísima ansiedad.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *