musica y drogas

Musica, Drogas y Rock and Roll

Musica y Drogas

“No puedes culpar al ídolo porque haga ciertas cosas. Los padres, en las casas; ellos son los verdaderos ídolos, los que le sacan la vida adelante a uno”.

Maradona respondía así en rueda de prensa, recién llegado al aeropuerto de Madrid-Barajas. Retraigámonos un poco más en el tiempo:

Un padre recibe por televisión la noticia del suicidio de Kurt Cobain, es 1994. Recuerda que el último disco que le pidió su hijo de tan sólo 15 años fue Never Mind, de Nirvana. “El mismo grupo de música en el que cantaba este tipo que se ha volado la cabeza con una Magnum” -piensa para sí-.

Inmediatamente sube a la habitación de su hijo y le dice: “no quiero volver a verte con esa guitarra”. Musica y drogas, y Rock and Roll.

¿Disuelto el binomio Drogas y Rock and Roll?

Se puede culpar a la guitarra de la heroina, se puede culpar al Chill del LSD; y se puede culpar a los libros de caballerías de la paranoia. Pero, ¿aún cree alguien que Don Quijote se volvió loco por leer cuentos de caballeros? La influencia de estas drogas no es la única causa, como podrá confirmar cualquiera adicto que se haya decidido a dar el paso para la desintoxicación de drogas como la heroína, cocaína, hachís o cualquier otra sustancia.

La música, la literatura, el arte se alimentan de la vida. Para crear sólo hace falta una cosa: sentir. Y a sentir algo nos puede enseñar una droga, o quizá, también una condena en la cárcel (así Cervantes o Dostoyevski), o a lo mejor un desamor. ¿No serán las musas adictas al amor, o por amor estarán cumpliendo condena?

Decía Mick Jagger que las drogas habían terminado desbancando de su lugar al pretérito “sexo” en la leyenda “sexo, drogas y rock ´n roll”, de manera que ahora rezaba: “drogas, sexo y rock ´n roll”. Jagger denunciaba así su correcto orden de importancia en el panorama de la música actual.

Convertido en pareja, musica y drogas, se han ido repartiendo a partes iguales escenarios y camerinos; dejando caer rabias en los micros y polvos clandestinos en los backstages, como no hace mucho tiempo que había gigantes cual molinos en un lugar de la Mancha.

Hasta tal punto, que uno puede identificar enseguida cada década con un estilo musical concreto, si lo piensa un segundo más, sólo un segundo, también puede identificar todo ello con una droga concreta, como si se estuviese mostrando un tótem siniestro: los 70 fueron para el rock, pero también para la cocaína; los 80 son el pop, y también la heroína; los 90 para la música electrónica, además del éxtasis. Sin olvidar al incombustible “chocolate”, que se permanece como droga de iniciación desde hace décadas. Actualmente un buen número de artistas del mundo de la música, siguen tratando su adicción en centros de desintoxicación de reconocido prestigio para recuperar ese bienestar perdido por culpa del consumo.

La droga que mató a James Dean

“Vive deprisa, muere joven y dejarás un bonito cadáver”, proclamaba James Dean con una ironía que tornó lúgubre cuando acabó predicando con el ejemplo. Un Porsche Spider rojo que acostumbraba a pasarse de revoluciones fue su tumba.

¿Cuán descabellado es decir que la velocidad fue la droga que mató a James Dean? Tuvo el accidente cuando se dirigía a una carrera automovilística. Es decir, en unos minutos iba a correr en un circuito, e iba corriendo de camino. Y eso no es todo, acababa de ser multado poco antes por velocidad indebida. Conozco a alguien que diría que esto sí es ansia de consumo.

Las drogas o la velocidad son, como otros, signos del comportamiento humano, de unas carencias, de unas debilidades, quizá de un espíritu aún por descubrir. ¿Detrás de qué corrían James, Kurt, Elvis, Antonio Flores? O más inquietante aún: ¿delante de qué?

Las drogas en el mundo de la música

ELVIS Y LAS ANFETAMINAS
musica-y-drogas-elvis

El chico pobre del sur de EE.UU, Elvis Aaron Presley, se ganó la vida como acomodador de cine, camionero, segador de césped… También educó la voz en el coro de una iglesia baptista, se dejó tupé y patillas, y se convirtió en “el rey del rock”. La caída de uno de los grandes mitos del siglo XX fue estrepitosa.
“La pelvis” (por su característica forma de bailar) pesaba 130 kilos cuando encontraron su cadáver en una bañera de su mansión de Graceland. No fue el alcohol ni la heroína. Una sobredosis de anfetaminas y barbitúricos con los que trataba de frenar su sobrepeso, le provocaron finalmente la muerte a los 42 años de edad, pese a que intentó desintoxicarse en numerosas ocasiones.

JANIS JOPLIN Y LA HEROÍNA
musica-y-drogas-janis-joplin
La cantante blanca de blues y rock lucía gafas redondas, cara de niña y una potentísima voz que la llevó de viaje por el universo musical de los 60. Fue un escarpado paisaje para Janis Joplin, que entre otras cosas, descubrió la heroína.

Dicen que estaba desintoxicándose cuando grababa Pearl, su último disco, póstumo, porque Janis tomó un chute de heroína pura que acabó con su vida en 1970, antes aún de que hubiese terminado el disco.

JIM MORRISON Y EL ALCOHOL
musica-y-drogas-jim-morrisonJim Morrison: cantante, poeta y adicto al alcohol. Fundó el grupo The Doors a mediados de los 60 y se convirtió en un icono de rebeldía y genio. Su imagen ha recorrido las rotativas de todo el mundo, pero siempre la de los primeros años. Morrison se fue desdibujando como la época que le tocó vivir. Dicen que probaba todas las drogas, con dos peculiaridades: detestaba la heroína y lo que le enganchó hasta matarle fue el alcohol.

En otra bañera, esta vez en París, murió “el rey lagarto” a los 27 años. Su cuerpo se había hinchado por los efectos del alcohol que nunca logró dejar.

ANTONIO FLORES Y LOS BARBITÚRICOS
musica-y-drogas-antonio-floresUna de las muertes más sentidas en nuestro país fue la de Antonio Flores, en mayo de 1995. Su madre, la inmortal Lola Flores, había fallecido dos semanas antes por un cáncer que arrastraba desde hacía muchos años. Parece que la fuerza de Lola era la del propio Antonio, en lucha contra las drogas desde que era un adolescente, porque cuando se marchó Lola, Antonio dejó de luchar. Le encontraron en una cabaña del jardín, en la residencia familiar de los Flores, con una sobredosis de barbitúricos mezclados con alcohol. Dejaba una hija, Alba.

MICHAEL JACKSON
musica-y-drogas-michael-jackson

En 2009 una trágica noticia conmocionó a más de medio mundo. Millones de fans lloraban la muerte del Rey del Pop. Michael Jackson sufrió un paro cardíaco a los 50 años de edad. La causa: una intoxicación del anestésico propofol y la ingesta de diferentes benzodiacepinas que le administraba su entonces, médico personal para ayudarle a conciliar el sueño.

Bautizado como el Peter Pan de la música moderna, el autor de ‘Thriller’, el disco más vendido de todos los tiempos, tenía previsto relanzar nuevamente su carrera musical. Jackson volvería a los escenarios con una nueva gira de hasta 50 conciertos que ya había agotado todas sus entradas. No pudo ser.

AMY WINEHOUSE
musica-y-drogas-amy

La antidiva y salvaje estrella del soul auténtico, no superó la edad maldita de los rockeros díscolos, falleció a los 27 años de edad. Winehouse había bebido alcohol hasta la extenuación, una vez más. La cantante no logró combatir sus problemas con el alcohol y otras drogas.

Con su voz rasgada y personalidad tan arrolladora como polémica, conquistó los corazones de miles de jóvenes y adolescentes rebeldes como ella. Su vida fue breve y sus tormentos interminables. Brillante y autodestructiva, transmitía tal desgarro emocional que siempre será recordado.

WHITNEY HOUSTON
musica-y-drogas-whitney-houston

La reina del soul pop del los 80, ha sido la única artista que consiguió nueve números 1 consecutivos en la lista de los más vendidos en EE.UU.  Su gran talento, lleno de éxitos musicales y cinematográficos con películas como El guardaespaldas, siempre se entremezcló con una tormentosa y complicada vida personal.

Su vida terminó de forma dramática en 2012 cuando tenía 48 años. La cantante falleció a causa de la combinación de un fallo cardíaco y el abuso de cocaína unas horas antes de la celebración de los Grammy en la que iba a actuar.

PRINCE Y EL FENTANILO
musica-y-drogas-prince

Una de las grandes leyendas de la música pop nos dijo adiós el pasado abril de 2016. Al artista multifacético, que tocaba hasta 20 instrumentos diferentes y vendió más de 100 millones de discos durante su carrera, se lo llevó una sobredosis accidental de Fentanyl, un narcótico opiáceo sintético 50 veces más fuerte que la heroína, que generalmente se receta para tratar dolores crónicos y severos.
El autor de Purple Rain,  15 horas antes de su muerte visitaba por cuarta vez la farmacia en esa semana. Según sus familiares y abogados, tenía cita para tratar sus adicciones al día siguiente de morir. Tenía 57 años.

AVICCI
musica-y-drogas-avicii

En 2016 anunciaba su retirada repentina de los escenarios a causa deL cansancio acumulado por su extremo ritmo de vida y problemas de salud relacionados con el abuso del alcohol.
Dos años después, el DJ y productor Sueco que revolucionó la música pop-electrónica, dejaba este mundo de forma inesperada. Desde entonces, los rumores sobre las posibles causas de la muerte han comenzado a circular por redes sociales. El último comunicado de la familia de Avicii apunta a un posible suicidio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *