que es el alcohol

Lo que es el alcohol en verano

El alcohol en verano, beber para olvidar

El alcohol es una sustancia depresora del sistema nervioso central, afecta al cerebro y altera los procesos cognitivos como la memoria, la coordinación de movimientos y la atención. Si bien, este tipo de aclaraciones, quizás, sobren cuando se observa cómo el tiempo de ocio se emplea cada vez más, bebiendo. Las últimas estimaciones arrojan datos significativos a tener en cuenta. Según la AEPAP el 54% de los jóvenes beben alcohol incrementando su consumo en el tiempo vacacional. Más del 11% lo hace de manera abusiva y empiezan fuerte, los adolescentes prefieren los cubatas antes que la cerveza o el vino. La Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) asegura a través de un estudio que un millón de jóvenes dedicarán un promedio de 144 horas a beber este verano. Si a esto le añadimos el tiempo de recuperación tras la resaca las horas se duplican. Pero, y ¿si viajamos más allá de nuestras fronteras?. Lo que encontramos puede ser realmente sorprendente. Turismo de borrachera Que es el alcohol

Beben en un zapato, organizan piscinas de sangrías subacuáticas, realizan concursos de chupitos hasta perder la noción y en el peor de los casos terminan haciendo balconing, o lo que es lo mismo saltando desde el balcón de la habitación del hotel a la piscina, con muertes incluidas. Son los jóvenes británicos y alemanes que visitan y preparan macrofiestas en localidades como Salou. Pero, más allá de estigmatizar estos comportamientos ¿qué es lo que lleva proponerse alcanzar el máximo estado de embriaguez en las vacaciones? y en definitiva, ¿por qué emborracharse hasta el punto de olvidarnos de quiénes somos puede gustar tanto? Puede que esto sea como desvelar el secreto de la fórmula de la Coca Cola, algo imposible, pero sólo basta con analizar el estudio llevado a cabo por el Instituto Nacional de Alcohol y Alcoholismo británico (NIAAA), para despejar la incógnita.

¿Beber es un placer? El director del NIAAA y autor del estudio, Markus Heilig asegura que “hay personas que obtendrían cuatro veces más placer a la hora de beber alcohol”. El estudio sugiere que las variantes de genes opioides podrían contribuir a que haya individuos que liberen más dopamina que otros. “La activación de los diferentes receptores opioides tras el consumo, dispara la liberación de dopamina en la región cerebral llamada prosencéfalo” señala Heilig. Al parecer, las personas portadoras de la variante del receptor de opioide 118G experimentarían una gran euforia, placer y felicidad a la hora de pedir una copa, llevándolas incluso a perder el control por el ansia de sentirse bien. Es posible que esto ayude a comprender los excesos en la bebida basándonos en la disposición genética. O no. La realidad es que se ha incrementado las hordas etilícas que danzan por las costas españolas bebiendo como si se acabara el mundo. La cultura española de la terraza El negocio se sirve en bandeja y muchos empresarios no pierden la oportunidad. Es verano y con crisis o sin ella, los adultos también se apuntan a regar sus vacaciones con “un poco” de alcohol. Sentarse en una terraza gusta y los empresarios dan buena cuenta de ello. Nuestro país es el primero del mundo en bares por metro cuadrado. El récord se lo lleva Las Palmas de Gran Canarias con un bar por cada 36 habitantes. Sobran las palabras. La bebida estrella es el Gin Tonic causando sensación en las terrazas más solicitadas. Prueba de ello es “El gran libro del Gin Tonic” del autor Diego Cabrera, una guía para “dominar el combinado de moda”. Es un hecho que la industria del ocio española se encuentra íntimamente ligada a las barras y las copas. Querer olvidar el estrés a toda costa es el objetivo de muchos visitantes. La cuestión sería, ¿es esto lo que busca el turismo en verano o simplemente nos falta imaginación para divertirnos?

Te facilitamos información de utilidad sobre la desintoxicación de alcohol por si conoces a alguien a quien pudiera ofrecerle una solución.

Déjanos tu comentario

2 comentarios
  1. Carmen
    Carmen Dice:

    Este tema invita a la reflexión, los más jóvenes tienen ansía de diversión y eso no creo que sea malo, el problema es la falta de límites cuando hablamos de consumo de alcohol y de cómo se divierten, pero si vamos más allá y entramos en el campo personal quizás descubramos más factores que aumenten y refuercen este comportamiento tan peligroso y destructivo

  2. Graciela Guerrero Garay
    Graciela Guerrero Garay Dice:

    Gracias por invitar a un tema como esto y visitar mi blog. Creo que en cualquier punto de la tierra todos somos iguales y meceremos vivir bajo los preceptos de Dios. Con el tema del alcohol hay que hacer algo más profundo y serio en el mundo entero. En Cuba hay programas, pero la gente los viola. Apelar a la conciencia del hombre en estos tiempos, a mi modo de ver, en muchos casos, es una utopia. La gente ama el placer. No defiende la vida.
    Muy bueno su blog.Gracias por dejarme conocerlo. Bendiciones. Graciela, desde Las Tunas, Cuba. Una amiga, no lo dude.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *