centro de desintoxicacion de Madrid

El centro de desintoxicacion de Madrid que me hizo renacer. (II Parte)

“Tu vida empieza a rodar porque tienes un objetivo. Y mi objetivo era volver a ser persona.”

José Ramón ya nos ha contado cómo empezó el programa de tratamiento para dejar el alcohol. Ahora ha pasado más de un año desde que ingresara en nuestro centro de desintoxicacion de Madrid. Hablamos de nuevo con él:

“Todo ha sido para mejor. Con el tratamiento recuperas la confianza, la seguridad en ti mismo, el cariño y respeto de tus familiares… Para mí ha supuesto renacer.

Nunca antes había estado en una clínica de desintoxicación, sí alguna vez asistí a alguna charla grupal pero ese tipo de terapia no encajaba conmigo. Igual parece egoísta pero lo que escuchaba de otra gente a mí no me servía. Creo que la situación de cada uno y cómo llegas a ella y cómo intentas salir de ella es muy particular. Yo tenía que pensar en mí y en mi recuperación y eso fue lo que hice con vosotros. En TAVAD la terapia es individual y todo es personalizado, todo el equipo se adapta a ti y a tus necesidades. Y yo necesitaba eso, estar bien para que estuviera bien mi familia y todo lo demás. Y fue lo que hice. Exprimí al máximo el tratamiento para sacarle el mayor partido a todos los programas que tenéis y recuperar mi vida.

“Al final es un conjunto, tocáis todas las áreas y yo las he aprovechado al máximo. Para mí ha sido perfecto, hasta las instalaciones. El lugar donde estáis ubicados en Madrid es excepcional: No tienes que entrar al centro de la capital, puedes aparcar donde quieras y tienes un equipo multidisciplinar dedicado a ti”.

Ya ha pasado más de un año desde que ingresaste en nuestro centro de desintoxicacion de Madrid. ¿Cómo lo has vivido? ¿Ha sido difícil?

“Para mí ha sido muy fácil, desde el minuto uno. Sobre todo por el tema de la ansiedad, dejas de sentirla y eso ha sido muy importante para mí. Y lo arropado que me he encontrado desde el primer momento.

En este tiempo, no es que haya tenido que usar mi fuerza de voluntad para no beber, no. Ya no tengo esa necesidad, voy a un bar con algún amigo y yo me pido un té, no necesito beber. Es que se me ha olvidado beber, no trabajo en la voluntad.

Yo era un bebedor sufridor, mi conciencia no estaba tranquila y el tratamiento ha hecho que recuperara mi armonía. Tal vez tienes que pasarlo muy mal para saber que no quieres volver a eso nunca más.

Y aquí me he sentido muy apoyado, comprendido y entendido por todos, eso también me ha parecido muy reconfortante. Te sientes permanentemente protegido. El trato humano es estupendo, desde los médicos hasta los terapeutas y especialistas, es un tú a tú constante, ellos conocen y saben perfectamente como estás, es todo muy personalizado, muy para ti y además muy flexible. Yo podía tener consultas semanales a horas concretas, pero siempre he sentido que estabais ahí a cualquier hora del día, no estáis sujetos a horarios. Y ahora he terminado, pero yo sé que seguís ahí, sigo teniendo las puertas abiertas si en algún momento necesito vuestra ayuda. Se me han dado recursos y herramientas para seguir reforzándome cada día, pero si un día necesito descolgar el teléfono sé que vais a estar ahí.

Hoy puedo decir que mi vida es mía. Vivo con mi trabajo, disfruto con mi familia, me relaciono de una manera normal… Tu vida empieza a rodar porque tienes un objetivo. Y mi objetivo era volver a ser persona”.

Si quieres saber cómo empezó todo…
2 comentarios
  1. ADRIANA
    ADRIANA Dice:

    Qué esperanzador el mensaje que transmites José Ramón con tu testimonio!
    Ver que tu fuerza y tus ganas de luchar, acompañadas de un buen equipo de profesionales, te ha llevado a donde estás ahora, con una vida plena y feliz, es muy gratificante.

  2. Salva
    Salva Dice:

    Qué fácil resulta todo cuando se da con buenos profesionales. Me alegro que después de un año puedas seguir viviendo limpio, enhorabuena.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *