Su gran amor era la cocaína

“Ha transcurrido algun tiempo ya desde que me fui, y me he ido porque él me ha hecho mucho daño. Hace unos años le conocí, conocerlo fue como renacer, de nuevo sonreir, y de nuevo sentirme amada.

Fragmento de la portada de 'Cocaine', disco de Dire StraitsA pesar de la gran diferencia de edad (la mía multiplicada por dos), me he enamorado y creí haber conocido a la persona con la que quisiera compartir mi viveza, a la que cuidar, y a la que dedicarle todas aquellas palabras bonitas que surgen cuando le miraba a los ojos. Fueron bellos esos primeros momentos, tan bellos que no podía ser verdad, y en realidad no lo fue.

De pronto mi amor desaparecía 3 ó 4 días, sin poder localizarle, sin poder verle, y desesperada pensando en qué habré hecho mal. Nunca antes me habia hablado de su adiccion, y cuando lo hizo mi mundo se derrumbaba. Pero fue tanto mi amor que quise ayudarle. Me habia jurado cuidarle, aunque con el tiempo me di cuenta de que su amor por la cocaina era mas grande que incluso por sus hijas.

Mi recuerdo es algo vago, pero sí recuerdo que pasados algunos meses me quedé embarazada, él ya era padre de dos niñas y estaba totalmente en contra de volver a ser padre de nuevo. Yo estaba sola en esto y él en lo único que me apoyaría es en un aborto. Y lo hice, lo hice por él, lo hice y aun escuece en mi, aun siento ese dolor, aun siento el dolor de nada más salir de la clinica; me llevo hasta la puerta de mi casa, y alli me dejo, como un problema menos en su vida, sin remordimientos, frio y sin sentimientos algunos.

Despues de algunas semanas en las que me hacia sentir que no valía nada para él, y de soportar su autocompasion y su egoismo, sin pensar ni un solo momento en lo que hacia, decido viajar a alicante con mi familia, donde finalmente me quede.

Aun asi mi amor era grande y seguimos teniendo contacto, a distancia parecia mas facil, menos doloroso, aunque haya sido un escape. Volvía de cuando a cuando a las islas a verle e incluso el venia a alicante a verme a mi, pero en el momento en el que empezaron esas visitas yo cometí el error mas grande que podia cometer: me pidio que consumiera cocaina con el, y yo fui idiota y despues de varias veces cedí.

La primera noche me habia propuesto un limite de cantidad, yo pensaba que sería mejor que fuese conmigo que con esa gente con la que se mezclaba, pero supuse mal, y la primera noche el limite de cocaina se multiplicó por ocho. A ello se unió una prostituta y se descontrolo la cosa. Y esa no fue ni la primera ni la ultima vez. Se me escapaba de las manos, y yo ya no aguantaba mas.

He estado a las 2 y media de la mañana en el aeropuerto en el sur de tenerife esperando a que mi novio viniese a buscarme y pasar asi pasar un fin de semana juntos. Esa vez la espera fue en vano, porque nadie acudio en mi busca, el no estaba y su casa quedaba a aprox. una hora del aeropuerto. Decidí coger un taxi, estaba preocupada porque mas de una vez amenazaba con quitarse la vida. Llegue a su casa y alli me lo encontre drogado y sin consideracion, inundado en su egoismo.

Y de esas tantas mas, tantas mas cosas he tenido que pasar, de las que alguna ni me quiero acordar. Y estoy harta. Cada vez que no podia contactar con él, y no habia ido a trabajar, y su familia no sabia nada de el, el cuerpo se me llenaba de miedo, de angustia, de temor de que se haya hecho daño, de que ya no estuviese vivo, de que se habria quitado la vida, y asi durante dos años.

La última vez que viajé a verlo volví a quedar embarazada, lo cual cambio mi vida. Ahora soy una persona mas fuerte, estable y con una preciosa niña llamada Estela de seis meses, y he aprendido que merezco alguien que me quiera alguien que me valore.

Él no tiene nigun derecho sobre mi hija. He tenido que pasar todo esto yo sola, aunque lleva 6 meses en un sitio y sin probar nada. Estoy orgullosa de él y me alegro de que esté rehaciendo su vida. Le deseo lo mejor en la vida y muchisima suerte, que sea muy feliz. Sabe que puede ver a la niña cuando quiera, aunque tampoco muestra demasiado interes, yo de todo esto he aprendido que a una persona drogadicta no se le puede ayudar si no es su propia voluntad, y a ser fuerte.

Gracias.”

8 comentarios
  1. Desarrollo Personal
    Desarrollo Personal Dice:

    Realmente es muy triste esta historia y nos deja muy claro como las drogas destruyen la vida de las personas, porque una vez que se cae en cualquier adicción, salir de ese mundo es sumamente difícil y aunque la persona tenga el deseo de salir, no encuentra la forma de hacerlo. Antes de iniciar una relación amorosa y de cualquier otro tipo, es necesario conocer bien a la persona, especialmente antes de abrir el corazón.

  2. Elias
    Elias Dice:

    yo soy un drogadicto a todo tipo d sustancias. no soy casado ni he tenido hijos por esto mismo q tu platicas, tu historia me hace poner los pies en la tierra aunquesea un tiempo. y pienso y pienso y pienso, no c si deveria d tener una pareja o alguien con la q me pueda apoyar para salir d esta cagada, de esta vida tan infernal q llevamos los adictos.

  3. juan
    juan Dice:

    creo que te comprendo de hecho yo fui un adicto a la degracida cocaina eres valiente pero creo que tal vez estabas mal en fin dale gracias a dios que no te moriste

  4. Chikilla
    Chikilla Dice:

    Hay q saber decir NO. Pensar cn el coco, pues a menudo el corazon ns hace malas pasadas. Espero que tu experiencia haga abrir los ojos a akell@s que van siguiendo este camino….un bso y mcuha suerte cn tu niña.

  5. ariadna
    ariadna Dice:

    mucha suerte en tu nueva aventura de ser madre, y enhorabuena por tu valentia y coherencia.

    un beso.

  6. ananke
    ananke Dice:

    Ahora que eres madre, es curioso que hayas aprendido que necesitas a alguien que te quiera y te valore justo en el preciso momento que esa misma responsabilidad la tienes tú para con tu hija.

    Gracias a ti por contar tu experiencia.

    Un beso, Carmen, para ti y tu hija Estela -precioso nombre, por cierto-. Disfruta de ella y cuídala.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *