Como dejar el Clonazepam

Consumo de Clonazepam y síndrome de abstinencia

Se estima que un 15-30% de consumidores de benzodiacepinas, entre las que se encuentra el clonazepam, presentan un síndrome de abstinencia al dejar de tomarlas después de un uso continuado de 4-6 semanas. Se considera de 2 a 4 semanas el período de consumo seguro de benzodiacepinas. Estos períodos de tiempo y la intensidad del síndrome de abstinencia pueden variar en función del tipo de benzodiacepinas que se tome, la dosis, el tiempo de consumo y las características del consumidor. Cuando se interrumpe el consumo continuado o se disminuye la dosis puede aparecer una amplia variedad de síntomas.

Síntomas del síndrome de abstinencia de benzodiacepinas

Ansiedad | Nerviosismo | Inquietud | Irritabilidad | Alteraciones del pensamiento | Alteraciones de la memoria | Problemas de sueño | Síntomas depresivos | Sudoración | Náusea y vómitos | Agitación | Disnea | Taquicardia | Hipertensión | Dolor de cabeza | Hiperacusia | Fotofobia | Hipersomnia | Disestesias | Temblores | Tensión muscular | Alteraciones del movimiento | Tics y espasmos musculares | Despersonalización | Desrealización | Convulsiones | Delirium

La sintomatología puede durar desde dos semanas a seis meses, variando en intensidad, aunque existen informes clínicos de síndromes con una duración de más de un año. El inicio de los síntomas de la abstinencia depende de la vida media de la benzodiacepina de que se trate, en el caso del clonazepam la sintomatología puede comenzar 12 horas después de la última dosis.

¿Cómo se puede dejar el clonazepam?

Se han descrito diferentes métodos para dejar las benzodiacepinas, entre ellos destaca el método Ashton. En general, los métodos varían y recomiendan reducciones más o menos rápidas y cambios o no de un tipo de benzodiacepinas a otras para facilitar la reducción y el síndrome de abstinencia.

La sintomatología que se vaya a producir al dejar el clonazepam depende de la cantidad que se tome, el tiempo que se lleve tomando y las características de la persona. Cuanto más joven sea la persona, más se cuide, en términos de ejercicio, nutrición, métodos de relajación, menos patologías secundarias padezca, menos tiempo y menor cantidad de consumo, menor es la probabilidad de que se produzca malestar durante la retirada.

Por otro lado, cuanto más lenta sea la retirada, menos probabilidad existe de que se produzcan reacciones de abstinencia importantes. Eso sí, debería de llevarse a cabo en menos de 6 meses. Es recomendable reducir la dosis entre un 5-10% cada 1 ó 2 semanas. Si se produce una sintomatología mínimamente significativa, se debe de aumentar el tiempo de reducción a periodos superiores, por ejemplo, reducción cada 3-4 semanas. Si la sintomatología es intensa, es recomendable volver a tomar la dosis previa a la última reducción y consultar con un especialista.

Para facilitar la retirada, es aconsejable contar con ayuda de familiares y amigos, disponiendo de tiempo para poder quedarse en un lugar tranquilo y seguro, al menos durante la primera fase de 2 a 4 semanas.

Para ayudar a combatir los síntomas de la abstinencia y el estrés que se pueden presentar durante la fase de retirada, es conveniente prepararse con un poco de antelación y comenzar a realizar ejercicio, no necesariamente fuerte pero sí andar 6 días en semana entre 30 y 40 minutos. También antes de comenzar a dejar el clonazepam así como otros tranquilizantes, sería conveniente comenzar a practicar técnicas de relajación como por ejemplo mindfulness y, por supuesto, cuidar la nutrición, lo que uno come debe de ser variado e incluir suficiente cantidad de vegetales, fruta y grano. Las bacterias del intestino influyen directamente en la actividad del cerebro y una nutrición adecuada facilita la modulación de pensamientos y emociones.

Una vez conseguida la retirada, se debe de evitar por todos los medios volver a tomar benzodiacepinas y se debería de evitar incluso el consumo de alcohol.

En cualquier caso, siempre es recomendable consultar con un especialista para retirar el clonazepam. De hecho, las recomendaciones que se presentan aquí no sustituyen el consejo de un especialista.

 

Sigue leyendo

Únete a la conversación

4 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo

  1. Dejarlo es posible. Tomaba hace 5 años media pastilla de clonazepam por dia. Pase a un cuarto, luego a un octavo, luego a gotas, y hoy en dia tomo una sola gota por dia ( si, ya es hora de dejarlo) pero me da tranquilidad , es un placebo mas que nada. Se que lo voy a dejar y quiero hacerlo. Debes incluir una dieta buena, ejercicio, meditacion o yoga, terapia, etc.

  2. Efectivamente, mucho cuidado con las ‘drogas con receta’. Hay médicos que las prescriben muy alegremente y a la larga acaba convirtiéndose en un gran problema de adicción.

  3. En muchas ocasiones los adictos a ansiolíticos de este tipo comienzan a serlo debido al desconocimiento sobre la grave adicción que pueden provocar y a una retirada ineficaz de la medicación que se les ha asignado. Este fue el caso de mi madre, que tuvo verdaderos problemas para dejar el Diazepam después de que se lo recetaran por una fuerte dolencia muscular. Gracias por el artículo, puede ser de ayuda a quienes busquen información detallada sobre las benzodiacepinas.