fbpx

«¿Durante cuánto puede ser detectada la cocaína?»

PEPE PREGUNTA:

Quisiera saber durante cuanto tiempo se puede detectar un consumo de cocaina en sangre y orina.

Me ha inquietado leer que debido al tipo de detección, se puede dar un falso positivo por haber fumado porros hasta mucho tiempo mas tarde (debido a la liberación progresiva de cannabinoides del tejido graso). ¿En el caso de la cocaina también es posible dar un falso positivo? Muchas gracias.

TAVAD RESPONDE: La cocaína tiene una historia larga y compleja. Debido a su uso médico ampliamente aceptado (hasta principios de la década de 1900), se ha estudiado durante más de un siglo. Ahora se considera demasiado peligroso para ser un tratamiento médico aceptado, se han desarrollado muchas pruebas para verificar el consumo de cocaína.

Seguir leyendo ««¿Durante cuánto puede ser detectada la cocaína?»»

«¿Se puede dejar la coca por tu cuenta?»

MARÍA PREGUNTA:

Deseaba que me dijeran si creen que es posible dejar de consumir coca sin ponerse en manos de un especialista o de ingresar en un centro.

El consumo, según dice, era esporádico y ahora mismo lleva un mes y medio sin consumir. También es verdad que no lo dejamos salir, pero aparentemente está bien, es posible que consiga dejar de tomar.

TAVAD RESPONDE: La cocaína es una sustancia altamente adictiva que a menudo se consume inyectada, de forma oral o inhalada. Debido a su naturaleza adictiva, dejar la cocaína no es tan simple como decidir dejarlo.

Seguir leyendo ««¿Se puede dejar la coca por tu cuenta?»»

«¿Cuánto duran los porros en sangre y orina?»

RAÚL PREGUNTA:

Quisiera saber lo que duran los porros en sangre y en orina.

TAVAD RESPONDE: Con muchos países aprobando leyes que permiten el uso de marihuana medicinal o recreativa, han surgido muchas preguntas sobre las pruebas de consumo de marihuana. A continuación, encontrarás respuestas a algunas de las preguntas más comunes.

Seguir leyendo ««¿Cuánto duran los porros en sangre y orina?»»

«¿Cuáles son los efectos de la cocaína en la boca?»

La cocaína no fortalece encías, dientes, lengua ni paladar, pero sí puede producir daños, entre otros, retraimiento de encías y perforación del paladar.

ÓSCAR PREGUNTA: Me remito a vosotros para saber cuáles son los efectos que tiene la cocaína en la cavidad bucal en su conjunto ( lengua, maxilar, mandíbula..) insertada en papel de fumar y mezclada con nicotina.

Yo he detectado en aquellas personas que consumen esa sustancia de esa manera contracciones en la lengua (entrada y salida al exterior e interior de la cavidad bucal), y movimiento maxilofaciales, me equivoco? tal vez esos indicios también se le podía atribuir al consumo de pastillas adulterantes? Un saludo. Gracias. Seguir leyendo ««¿Cuáles son los efectos de la cocaína en la boca?»»

«¿Se puede recuperar el tabique nasal dañado por la cocaína?»

JOSÉ MIGUEL PREGUNTA

Quisiera preguntarles si es posible reconstruir el tabique nasal o recuperarlo de alguna manera. Llevo varios años consumiendo cocaína y empiezo a notar dificultades al respirar.

TAVAD RESPONDE: Sí se puede recuperar, pero antes déjanos presentar el problema al que te refieres. El daño al tabique nasal es una afección poco común que afecta a menos del uno por ciento de la población adulta. Está causado por la inhalación de drogas ilícitas, como la cocaína. El uso excesivo de aerosoles nasales que contienen medicamentos que contraen los vasos sanguíneos también puede causar daño septal. Además, infecciones como tuberculosis o sífilis, enfermedades autoinmunes y cáncer también pueden provocar este daño.

Seguir leyendo ««¿Se puede recuperar el tabique nasal dañado por la cocaína?»»

Traté mi adiccion al alcohol y recuperé mi vida

Del caos más absoluto, a correr maratones

¿Qué te ha dado TAVAD?

El tratamiento de desintoxicación de alcohol me ha marcado mucho, ha sido un cambio radical en todos los aspectos. Llevar una dieta sana, hacer deporte, practicar mindfulness. Es verdad que los días de hospital yo creo que es donde notas más cambio pero la prueba de fuego viene después, cuando vuelves a casa y tienes que continuar tu vida cambiándolo todo, tus hábitos. No te imaginas lo que ahora aprecio cada momento, antes solo pensaba en todo lo que me quedaba por hacer y nunca terminaba nada. Ahora, una cosa detrás de la otra, controlas tu vida; antes era mi adiccion al alcohol lo que controlaba mi vida, aunque yo no lo sabía… era un completo desastre.

Gracias al tratamiento he conseguido centrarme, ordenar mi vida y encontrar una motivación en algo que siempre me había gustado pero terminé dejando de lado: el deporte. He empezado a correr medias maratones, estoy entusiasmado. Seguir leyendo «Traté mi adiccion al alcohol y recuperé mi vida»

Como dejar los porros, la cocaina y el trankimazin

 “El tratamiento que hacéis en Tavad es la forma más indolora de superar una adicción”

Cocaina, alcohol, trankimazin… Y 20 años fumando marihuana. ¿Cuándo te planteas como dejar los porros y el resto de sustancias? ¿En qué momento decides ingresar en TAVAD?

Yo no tenía fe en el tratamiento, me parecía todo un bulo pero mi madre me dijo que ya estaba todo pagado… Discutí mucho con ella por ello, somos de Ibiza y teníamos que viajar, para mí era impensable hacer un viaje. A mí me afectaba todo, tenía pesadillas, vértigos… Mi consumo estaba descontrolado, ni sabía como dejar los porros ni como parar de consumir cocaina. Me sentía muy aislado, apuntalé hasta la puerta de mi cuarto, cerré el balcón… Hoy me siento muy avergonzado, no era capaz de mantener una conversación con nadie ni salir de mi hábitat: mi habitación.

El tratamiento que hacéis en Tavad es la forma más indolora de superar una adicción. No hay abstinencia, se te olvida la angustia. Una vez pasas el primer día en el hospital no es tan difícil pero de eso te das cuenta después, ahora pienso que no era tan complicado. Sólo hay que ser valiente.

Seguir leyendo «Como dejar los porros, la cocaina y el trankimazin»

Yo pude dejar las drogas, tú también*

*Este testimonio ha sido escrito por una paciente, lo publicamos de forma íntegra y sin modificaciones.

Nadie más que tú sabe el calvario que llevas hasta llegar hasta aquí. No intentes que todos te comprendan pues a veces oirás eso de que “se lo buscó” pero lo que pocos saben es que solo tú puedes ponerle fin.

Después del tratamiento de desintoxicación de benzodiacepinas tendrás días de mucha euforia y algún día de tristeza pero ya no tendrás esa ansiedad y ese vacío que se siente cuando ves que pierdes tu vida y no pones fin porque ya no te importa morir. La vida es así, con días buenos y malos. Pero no seas egoísta porque detrás de ti hay familia, amigos y personas que te quieren que no están dispuestos a tirar la toalla y si eso no te basta es que no tienes corazón.

Intentaré contar mi experiencia en pocas palabras pues podría escribir un libro de mi vida: Seguir leyendo «Yo pude dejar las drogas, tú también*»

Mi tratamiento para dejar la cocaina

«Es muy triste comerte la vida sin saber a qué sabe. Gracias al tratamiento para dejar la cocaina que hice en TAVAD hoy sí la saboreo, a cada paso».

Luis Javier tiene hoy 30 años y hace 15 probó la cocaína por primera vez, un momento que ahora recuerda como “la peor de las decisiones que tomé por aquel entonces”. Y es que Luis era muy buen estudiante y un gran deportista pero con 16 años él lo que quería era trabajar, así que comienza en la construcción, pasando después por la restauración de muebles hasta terminar como transportista del refresco gaseoso más famoso del mundo: “Ahí comenzó la gallina de los huevos de oro, que en realidad se convirtió en todo lo contrario”. Seguir leyendo «Mi tratamiento para dejar la cocaina»

Tras diez mil rayas de cocaina

“Consumir, eso era en lo único que pensaba desde que me levantaba de la cama”

Con 20 años probó su primera raya de cocaina, 10 años después ya arrastraba una seria conducta adictiva y con 40 su consumo diario ascendía a los 5 gramos diarios. Procedente de un pueblo de Sevilla, hoy J.M. lleva 21 días sin consumir cocaína y no tiene ninguna intención de volver a hacerlo. ¿Conoces su historia?

Seguir leyendo «Tras diez mil rayas de cocaina»

Ahogados por el alcoholismo

Alcoholismo – Carta de una madre y esposa

“¡Me han despertado Ester, me han despertado!” – Esa frase no la olvidaré jamás.

Sergi y Ester se conocieron en una pista de atletismo. Él corría la media maratón, ella era una gacela de los 800 metros. Lo suyo fue amor a primera vista. Ester tenía 22 años y Sergi 28 cuando decidieron dar el paso y decir “sí, quiero”.  Lo que no podían saber, ninguno de los dos, es la enfermedad que iba a perseguirles durante 23 años… Una enfermedad que ha tenido a Sergi 23 años abusando del alcohol, mientras su mujer intentaba sobrevivir a su lado. Nunca se ha separado de él, aunque las veces que ha pensado en dejarle sólo ella lo sabe… Hoy publicamos su carta: Seguir leyendo «Ahogados por el alcoholismo»

Dejar la Cocaina. Tres años después

Del consumo ocasional y el «lo dejo cuando quiero» a la adicción, sin darse cuenta

Para Andrés, dejar la cocaina ha supuesto “tomarme la vida de otra manera, como una persona normal. Lo primero que me cambió de mi tratamiento fue la forma de ver la vida, el día a día, lo ves todo de otro color, la percepción de las cosas, todo”, nos cuenta en tono animado.

Hoy, hace 3 años que realizó el tratamiento de desintoxicación rápida de cocaina y alcohol, y le recibimos con entusiasmo para que nos cuente cómo va todo. Seguir leyendo «Dejar la Cocaina. Tres años después»

Cómo Conseguí Dejar la Cocaina y el Tráfico de Drogas

Un viaje por el deseo y el ansia de consumir. Dejar de vivir sin darse cuenta

Alfredo es un empresario transportista de 40 años y tiene a más de 30 empleados a su cargo. Con 26 prueba la cocaína, “Al principio era de vez cuando, después de venir de viaje con los camiones para desconectar y como una especie de premio por el trabajo bien hecho”. Con 30, inevitablemente se le va de las manos… “Ahí ya consumía entre 2 y 3 gramos de cocaína al día, y terminé perdiéndolo todo hasta que entré en la cárcel”. Y es que Alfredo también se movía por los bajos fondos traficando con drogas a gran escala: la incautación de un camión de 3.000 Kg de hachís, que él mismo conducía, le llevaron directamente a la cárcel. 10 meses en prisión, libertad bajo fianza después y un juicio pendiente son las consecuencias de sus malas decisiones.  “Cuando empiezas con la parafernalia ya es demasiado tarde y ni siquiera lo sabes. Compras la droga, la picas, la hueles… las primeras veces después de probarla piensas que te falta algo, luego ya no puedes vivir sin ella”

Seguir leyendo «Cómo Conseguí Dejar la Cocaina y el Tráfico de Drogas»

Mi tratamiento de cocaina: volver a la vida

Desanimado y con problemas cae en una rutina de la que es difícil salir hasta que una mano amiga le guía y tras dos días de hospital, regresa fortalecida y sereno.

Su acento andaluz y desenfadado le delatan, Antonio es de Jaén y tiene 33 años. No tiene ningún reparo en evitar el anonimato y él mismo es quien se ofrece a dejarnos una foto para este testimonio, “Estoy curado y por eso no me importa contarlo. Si así además puedo ayudar a alguien que está en la misma situación, eso que me llevo. Caer en esto ha sido un infierno y la gente tiene que darse cuenta del mal que hace”, afirma con gran entereza.

¿Cómo era tu vida antes de empezar a consumir? Seguir leyendo «Mi tratamiento de cocaina: volver a la vida»

Pastillas, cocaina, alcohol y alguien que no era yo

Divorcio, depresión, ‘pastillazo’… Sin sentir ni padecer, en un bucle que no era real

Lourdes procede de una familia estructurada y acomodada, siempre se ha considerado “mentalmente muy organizada”. Con un buen trabajo y dos hijas estupendas, no podía pedirle más a la vida.

Al parecer, su ruptura matrimonial podría haber sido el desencadenante para inaugurar una vida sin control. Aunque reconoce que divorciarse era lo que quería, un día se vino abajo: “Me dio un bajón, de repente, no sé por qué. Un día me desperté y no podía levantarme de la cama, no era capaz. Empecé a no poder conciliar bien el sueño hasta el punto de no llegar a dormir de ninguna manera.” Seguir leyendo «Pastillas, cocaina, alcohol y alguien que no era yo»